Despertar De Los Heroes
¡Que comiencen a llover Historias interesantes en las fichas!
Very Happy
Besillos

By Rikka


Foro de Rol Anime basado en Héroes y Mitologías
 
ÍndiceMiembrosPortalFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Centro de Mando

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Rikka
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 99
Oro Oro : 9031
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/05/2015
Edad : 25


MensajeTema: Centro de Mando   Mar 16 Jun 2015, 02:29

Una sala protegida por una antigua puerta de mármol y oro tras la cual se dice que permanecen los dioses del olimpo bajo la vigilancia de los 7 los cuales son los únicos con acceso a la sala cuando buscan su consejo, si deseas entrar debes demostrar que eres digno y recibir la invitación de uno de los siete de otra manera sigue tu camino viajero

_________________
Narro - Escucho - Hablo - Pienso

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rikka
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 99
Oro Oro : 9031
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/05/2015
Edad : 25


MensajeTema: Re: Centro de Mando   Mar 28 Jul 2015, 00:05

Los minutos proseguían avanzando en aquella noche de Invierno que siempre recordaría, mis pies más aligerados al avanzar por las calles de Babel, quizás se tratase de aquella sensación que se percibe cuando te deshaces de una gran carga sobre tus hombros y la suave voz de Zero, provocaban una mezcla relajante permitiendo que una sonrisa se dibuje en mi rostro. – Si, al templo… - Solo deje escapar esas palabras tras un largo bostezo, fui un día agotador y algo me decía que aún no terminaría.

La puerta Sur se alejaba cada vez mas de nuestras vistas pero comencé a sentirme algo incomoda al acercarnos a nuestro destino, miradas se centraban en nosotros junto a alguno que otro susurro provenir de nuestros alrededores, no me dejaban otra alternativa que acomodar mi vieja y dañada capucha de forma disimulada.

- Supongo que tienes algo especial como para que te mandaran allí tanto tiempo, ¿No? Los dioses deben confiar mucho en tu fuerza - Una pregunta que no me la veía venir pero me volvió los pies sobre la tierra, deteniéndome frente a unos escalones que daban hacia la entrada del templo.

– Zero, mi leal capitán… No siempre es importante la fuerza… - Le di un pequeño golpecito en su pecho mientras comenzaba a subir los escalones - Mis habilidades fueron motivo para encabezar aquella expedición… Supongo que te habrás dado cuenta de ello, ¿eh? – Exclamaba empujando las puertas para darnos paso hacia una sala bastante extensa donde los presentes voltearon a obsérvanos algo intrigados. Sin darle mucha importancia, proseguí rumbo a la puerta que daba a aquella sala sellada. – Zero, vigila la puerta… - Voltee levemente para observarlo mientras la puertas comenzaban a abrirse lentamente lo que provoco mas intriga entre los presentes y las voces comenzaban a hacerse eco en el lugar. – Descuiden, esta es mi casa… Eh vuelto luego de dos años… - Esperando que con ello se calmaran un poco, me adentre a la sala mientras esta, volvía a sellarse nuevamente.

_________________
Narro - Escucho - Hablo - Pienso

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Okami Zero
Explorador
Explorador
avatar

Mensajes : 18
Oro Oro : 8134
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 06/07/2015


MensajeTema: Re: Centro de Mando   Mar 28 Jul 2015, 22:23

El frío se hacía mayor conforme me adentraba en la ciudad porque ya mi cuerpo no se estaba moviendo tanto y el ejercicio era lo que me mantenía caliente por el mal estado de la ropa.
Las voces en la ciudad eran algo animadoras, pero me hacían sentir raro por el largo, laaargo tiempo sin haber escuchado tal ruido; las miradas fijas no son lo mío, odio sentir que me observan, casi me daban ganas de degollar a alguien, pero mantuve todo tranquilo mientras caminaba al lado de Rikka que se había cubierto con su capucha así que hice lo mismo.

Cuando llegamos al templo, Rikka respondió a mi pregunta y me dio un golpe suave en el pecho que por alguna razón me hizo sonreír, lo sentí como si fuese algo en extremo tierno. Al final de los escalones, le ayudé a abrir la puerta mientras me dijo que la fuerza no era lo único importante, lo que me hizo pensar en "Hahá, lo sé. Tienes mil y un trucos bajo la desgastada manga de ese viejo abrigo." Entramos mientras todos nos miraban de una manera... Extraña; seguimos hasta el final, donde Rikka abrió una puerta más y me dio la orden de esperar, así que le respondí -Yép, estaré aquí- y me recosté en un muro al lado de ésta.

Rikka dijo que esta era su casa y entró como si nada mientras las voces no tardaban en hacerse escuchar. Todos miraban cómo su figura desaparecía lentamente y luego ponían su vista en mí mientras murmuraban y susurraban cosas que me costaba escuchar. "¿Qué tengo? ¿Acaso nunca han visto un peliblanco? ¿Es la ropa? ¿Es el cascabel? ¡JOBAR! ¡Qué molestia!" Sin embargo intenté ignorarlos con una canción en mi mente.
Desaté mi cascabel de mi muñeca izquierda y lo tomé con mi mano derecha para hacerlo sonar, -Lá, lá, lá...- Comencé a musitar mientras sentía aún más rechazo de las personas allí. "¿Cuál es el problema? ¿Es un lugar prohibido para hacer ruido? ¿Les molesta mi cascabel? Esta gente es demasiado molesta..." Pensé durante unos segundos, pero luego dejé de darle importancia a todos esos. "Enfín, son sólo unos cuantos insignificantes... Mejor sigo cantando para animarme, je." Me dije tras reflexionar, mientras me senté junto a la gran puerta a esperar a Rikka.

La fría noche no había llegado a su fin, Rikka puede tardar en volver y esta gente me mira mal, pero no podría dejar que algo tan simple como humanos observándome me hiciera perder el control. Aun así, lo único que podía hacer era esperar a que mi acompañante regresara para poder retomar la noche y los planes. De cualquier manera, prefería estar allí solo que con alguien que no fuera Rikka, así que decidí concentrarme en mi música y en recordar las cosas buenas de estos dos años. "Hm... Qué larga aventura ¿No, Rikka? Si con dificultad salimos de ésta... Pero fue divertido, no lo voy a negar. Sólo espero que no tengamos problemas por tantos muertos que traemos encima." Seguía reflexionando mientras las voces empezaban a callar y las miradas a cambiar de objetivo, quizá porque no se atrevían a hacer algo, quizá porque estaba con Rikka, da igual, sólo quería que dejaran de mirarme para dejar de sentir esa molesta sensación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rikka
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 99
Oro Oro : 9031
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/05/2015
Edad : 25


MensajeTema: Re: Centro de Mando   Lun 03 Ago 2015, 16:40

Solo escuche el ruido de la puerta cerrarse a mis espaldas mientras unas antorchas me proporcionaban la luz necesaria para descender unos cuantos escalones y adentrarme en aquella oscura sala que permaneció sellada tras dos largos años. “De vez en cuando deberían ventilar esta sala… Apesta…” Al llegar al área central, en un parpadeo, todo frente a mis ojos cambio. Un paisaje encantador nunca ante visto pude contemplar, donde el cantar de unos pajarillos jugueteando en la copa de un árbol atrapaba toda mi atención.

- Rikka, has regresado… - Tras esas palabras, una lluvia de hojas se desprendían de aquel árbol y comenzaban a danzar al son del viento, aparte la mirada hacia el origen de la voz y allí estaban, los tres Dioses Griegos.
- Eh vuelto… - Exclamaba inclinando levemente mi cuerpo.
- ¡Alto! – La voz de Atenea se hacía eco en el lugar. – No es necesaria reverencia alguna… - Realmente su voz era angelical.
- Ven, acompáñanos a caminar un poco ¿sí? – Apolo, la voz que me guio durante todo este tiempo, se hacía presente. Sin titubear y con la mente en alto, accedo a su petición. – Veo que ha tomado más tiempo de lo estipulado… Y has corrido gran peligro, ¿verdad?
- Todos los que partimos aquel día, corrimos gran peligro. – Exclamaba con nostalgia al recordad el día a día en aquel terreno inexplorado. – Solo dos logramos salir de allí, cargando con el deseo de todos… El de completar la misión que se nos fue encomendada…
- Y estamos satisfechos con ello… ¡Lo han logrado! – Hefestos, volvía a escena para detenernos frente a un mar, donde las blancas olas golpeaban contra el risco. – Ahora bien, ¿Es información positiva o negativa? – La seriedad de su voz indicaba que se acababa el agradable recorrido.
- Hemos recorrido y explorado tantos lugares… Por do-…
- ¿Positivo o negativo? – Volvía a reiterar Hefestos aun con mayor seriedad lo que me sorprendió.
- ¡Hefestos! – Reclamaba Atenea – Sé que no disponemos de tiempo pero no debes actuar de esa forma. – Tarde un poco en comprender el motivo.
- ¡Los resultados son positivos! Es el momento indicado… - Exclamaba tomando un pequeño bolsito que llevaba pegado a mi cuerpo.Aquí…
- Comprendemos Rikka… - Apolo apoyaba su mano sobre mi hombro, su presencia tan cálida me dejo perpleja – Has pasado por mucho… Has debido tomar decisiones y muchas de ellas, difíciles… Pero has logrado cumplir con nuestras expectativas y por ello, estoy orgulloso de ti… - Sus cálidas palabras era justamente lo que necesitaba en aquel momento, una lagrima comenzó a recorrer mis mejillas hasta caer al suelo. – Volviendo al hecho de que no poseemos tiempo… - El entorno en el que nos hallábamos comenzaba a desvanecerse – Confiaremos nuevamente en tu criterio… Has los preparativos necesarios, seguramente Crow y los demás estarán ansiosos de verte… ¡Confía en tus aliados! – Tras aquellas palabras, todo se oscureció volviéndome a aquella oscura sala donde frente a mí, se hallaba el Arca de la Alianza y a su alrededor los tres Dioses en un estado de hibernación.
- ¡Comprendido! – Exclame con algo de fuerza dejando aquel pequeño bolsito en su lugar para luego alejarme de allí, la noche era joven.

La puerta me abría paso a una sala donde la tensión se sentía en el aire, parecía que nadie comprendía lo que sucedía. Observe hacia un costado, Zero se hallaba sentado con su cascabel en mano.

- Zero, aún tenemos pendiente algo muy importante por realizar… - Exclamaba con mucha seriedad continuando con mi recorrido hacia la puerta de salida, al llegar a ella me detengo para voltear a observarlo a los ojos. – Y-yo… ¡¡¡Muero de hambre!!! – Exclamaba algo sonrojada dejando escapar un gran rugido proveniente de mi estómago. - ¿Ehhh…? – Con la mirada baja, huyo de allí rumbo a la Taberna de Dionisio.

_________________
Narro - Escucho - Hablo - Pienso

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Okami Zero
Explorador
Explorador
avatar

Mensajes : 18
Oro Oro : 8134
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 06/07/2015


MensajeTema: Re: Centro de Mando   Lun 03 Ago 2015, 21:34

Tras una larga demora sentía que las puertas a mi lado empezaban a causar algún ruido. "Será ella, supongo." Dije a mis adentros mientras seguía tarareando e ignorando a los que allí estaban. "Como un espíritu de la noche... Así me siento hoy. seguía hablando con mi mente mientras todas las miradas se dirigían de nuevo hacia la puerta.

Tras verla de nuevo me alegré un poco, ya estaba exhausto del ambiente que había frente a mis ojos. Me habló con total seriedad, sensación que desapareció cuando gritó que tenía hambre, y del acto seguido en que se escuchó su estómago. Reí un poco y me levanté, me até el cascabel de nuevo en la muñeca izquierda y miré hacia ella. -Bien, quiero comer algo que sea... No sé, ¿Delicioso? Me pregunto qué platillos habrán por acá...- En cuanto empezó a caminar, la seguí mientras intentaba tararear algo más dulce para animar el ambiente.

-Tururú ~- entonaba mientras me empezaba a alegrar por poder comer al fin algo decente. Bueno, no es que Rikka cocinara mal ¡Hahá! Sólo que quizá en otro lugar tendrían mejores ingredientes que partes arrancadas de criaturas echadas al fuego sin delicadeza.
Qué recuerdos... A veces piensas que es una vida difícil, y en realidad lo es, pero son aventuras que valen la pena ser vividas... No sé, quizá estaba pensando demasiado en aquellos dos últimos años, pero es el único pasado que recuerdo, lo único que sé desde que desperté. Quería, a la vez, más recuerdos, en este mundo ya no me servían de nada los recuerdos anteriores a mi despertar y ya era un caso perdido pensar hasta en los muertos de la expedición.
Pero bueno, supongo que lo único importante ahora era... ¡La comida! No me podía dejar llevar por la emoción, pero hacía rato no comíamos, en cualquier momento yo también podría dejar ir algún sonido de mi estómago como Rikka lo hizo, así que sería mejor no pensar mucho en eso.
Ignoré nuestras ropas, ignoré a los que estaban en el templo, ignoré los recuerdos tediosos de masacres y muertes, ignoré la sangre que ha manchado mis manos, pero no podía ignorar que algo de cariño le tenía a Rikka. Por alguna razón quería que estuviera bien, pero esta vez no tenía nada que ver con misiones. -Tch... Qué tonterías pienso, es una humana como todas las que viven en esta ciudad.- Me susurré a mí mismo para también ignorar ese pequeño sentimiento que no podía entender y que no quería aceptar.

Salimos del templo y me sentía aliviado. De nuevo el frío viento de las calles desordenaba mi cabello y tranquilizaba mi alma. Ya habían terminado muchas cosas, pero habían unas que yo quería empezar y otras que no quería ver terminar. ¡Comida! Exclamé un poco emocionado por ambos -Sea lo que sea, ¡Que esté buena!- Reí un poco y luego retomé el paso detrás de Rikka esperando que recordara dónde podríamos comer en esta ciudad... Después de todo, yo viví aquí tan poco tiempo que no recuerdo casi nada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado





MensajeTema: Re: Centro de Mando   

Volver arriba Ir abajo
 
Centro de Mando
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ficha Centro Asturiano de Oviedo
» el centro de todas mis miradas
» Unison Research Unico - Mando ARIA estropeado
» tipo de lana o hilo para centro de mesa.
» Lineas T: Al centro de trabajo en bus

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Despertar De Los Heroes :: Ciudad De Babel :: Templo Griego-