Despertar De Los Heroes
¡Que comiencen a llover Historias interesantes en las fichas!
Very Happy
Besillos

By Rikka


Foro de Rol Anime basado en Héroes y Mitologías
 
ÍndiceMiembrosPortalFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 [libre] Primeros encuentros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Crono
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 7
Oro Oro : 8301
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 14/07/2015
Localización : En Alguna Batalla O Relajandome


MensajeTema: [libre] Primeros encuentros   Miér 09 Sep 2015, 20:52

Estaba cayendo ya la tarde en aquella concurrida calle de la ciudad, aunque parecia que avisaba el final del dia para esas personas distaba mucho de serlo, es mas,parecia que a esa hora la actividad hubiera crecido enormemente, el chico de cabellos rojos avanzaba con pasos lentos observando atentamente lo que pasaba,en sus manos sostenia una mediana fruta naranja,esta tenia dentro una pajita de la cual daba un sorbo de cuando en cuando, buscando asi refrescar su garganta, estaba agotado despues de haber recorrido todo el lugar sin haber encontrado la carne de monstruo marino,una de sus comidas favoritas,aunque tambien muy dificil de conseguir, los lugares habituales donde la adquiria, no poseian aquel articulo en esta ocasion, por lo que tendria que regresarse resignado a su vivienda, en eso estaba cuando se detuvo de golpe enmedio de la calle, un aroma en el ambiente capturo su atencion, asi cerrando sus ojos, absorbio aquella escencia en el aire,un aroma agradable y a la vez familiar,pero...que seria?, su mente se debatia en tratar de descifrar que podia ser aquello, mas al no llegar a una solucion exacta, penso en seguirlo, despues de todo no era malo rastreando, asi abriendo sus ojos, avanzo en direccion a aquel estimulo en su sentido,sin saber que podia ser, y que mas le daba si con eso estaria quizas satisfecho...

-Se encuentra muy cerca ahora...-

Menciono para si mismo, acelerando sus pasos,mientras sus botas generaban un sonido caracteristoco en el suelo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sakuya
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 12
Oro Oro : 8200
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/07/2015


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Vie 18 Sep 2015, 20:18

Ya era bastante tarde, por las puertas del coliseo se podía observar el tranquilo atardecer que se posaba sobre nosotros, suspiré ya más relajada luego de ordenar el despeloté que solíamos tener luego de cada entrenamiento, estaba algo sudada y mis ropas usuales se encontraban echas jirones -ya que me habían insistido que querían algo real,con espadas con filo y todo eso- y la verdad no había salido muy bien parada, llevaba más de un año ayudando a novatos a integrarse a las lineas de batalla, pero generalmente no eran más de dos clases cuando ya me superaban, me gustaba ver como partían hacia la aventura, pero generalmente me veían como una chica débil que había que proteger, y no como quien les enseño lo básico cuando llegaron aquí. Me encogí de hombros y recogí mi cabello antes de salir a las calles de la zona central de Babel, me gustaba por ahí, siempre estaba animado y era el camino que generalmente tomaba en cuanto salía de los entrenamientos; una fresca brisa rosaba mi improvisada coleta, y refrescaba mis mejillas coloreadas por el esfuerzo del día bajo el débil sol que se alzaba en aquella época, caminé con un pequeño morral al hombro en busca de las tan conocidas catacumbas, en donde agua limpia circulaba y uno podía quitarse la suciedad del cuerpo.

-¡Vengan! ¡Vengan! Hoy tenemos criaturas azadas nunca antes saboreadas-Alcé mi cabeza con curiosidad, olfatee tímidamente el ambiente y por cosas que uno no puede evitar, mi estomago rugió, abrí ligeramente los ojos y caminé a pequeños saltitos hasta el puesto del hombre que gritaba aquellas cosas, me alcé de puntitas hasta alcanzar a ver dentro de un local, y como si fueran cosas empaladas o algo, habían criaturas azadas en la mesa, eran de color naranjo con pequeñas lineas más oscuras más marcadas por cosa de donde fueron asadas, miré al hombre que lo ofrecia, este me miró a mi, y me dió un papelito-Este es tu numero de mesa cielo, cuando se desocupe entras y pides un poco-

Y luego éste se fue a captar más clientes, observé el numero que me habían dado, era el numero 3-4 ¿Qué significaba eso? Que era la mesa tres de cuatro personas, o la mesa cuatro de tres personas, así que nuevamente miré indiscriminadamente y vi que eran mesas de cuatro personas, asentí para mi y me alejé un poco para esperar mi turno de entrar; miré para todas partes, encontré un pequeño leño en el suelo, y me senté a descansar un poco, levanté mi cabeza y observé el cielo, el atardecer era maravilloso y algunas pequeñas estrellas se escurrían por las nubes que normalmente cubrían babel, sonreí con cuidado, y pensé que sería una noche realmente agradable, aunque aún tenía aquel nudo en el estomago por haber salido corriendo cuándo Sobra-kun me había cuidado, pero los nervios me habían sobrepasado.

-¡Mesa tres desocupada!-Me levanté de un salto, limpié algo de polvo de mis ropas, y me dirigí a entrar al local, era rustico, no mucho mejor que las ruinas normales de Babel, pero olía a comida, me senté con suavidad y tomé un pergamino que había sido engrasado para que la tinta no se borrara, habían muchos tipos de comida -No muchos, pero si más de los que se podían conseguir normalmente- pero yo no quería nada de eso, quería aquel extraño animal empalado, así que me levanté, pasé a la barra en donde asaban y apunté aquella cosa tan rara que olía maravillosamente bien-¿Qué es eso? Yo quiero probarlo-

Una joven de cabellos amarillentos y retomados en una coleta me sonrío, tomó un palo -el cuál en la otra punta tenía el animalito-y me lo pasó -Se llama calamar, lo encontramos hace muy poco y es delicioso, disfrutalo linda- Asentí sonriente y algo sonrojada por sus palabras, dejé unas monedas en la barra y volví a sentarme en la mesa, observé a mi alrededor avergonzada y le dí un mordisco, estaba realmente bueno.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Iskandar
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 45
Oro Oro : 8401
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 06/07/2015
Edad : 29
Localización : B.C.


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Sáb 19 Sep 2015, 01:04

Brisa fresca, era lo que mi cuerpo comenzaba a sentir mientras permanecía recostado en una colcha lo suficientemente cómoda para que uno pudiese dormir dentro del Templo Nórdico en Babel. Soltando un sonido con mi garganta, aclarándola y usando mi Mano derecha para rascar uno de mi hombro izquierdo, comenzaba a despertar de mi largo sueño que había tomado desde horas tempranas, después de aquella misión en la taberna.

Abrí los ojos y lo primero que observé fue el techo de madera sin pintar, era simple pero suficiente para cubrir de la lluvia, mis sentidos comenzaban a regresar a mi y el oído comenzaba a recibir sonidos no muy lejos de ahí, aparentemente había aventureros que tenían una reunión en la sala principal, sin más que esperar me levanté, colocándome de pie y estirándome placenteramente, una vez ahí, me dirigí a la zona donde uno podía beber agua, tomando una buena cantidad y de paso lavándome el rostro y alborotando mi cabello, evitando que lo despeinado por la noche fuese notado.
Decidí salir del Templo ya que mi sueño había sido satisfecho y deseaba caminar, su estómago rugía de hambre, había dormido todo el día y la tarde sin haber comido nada excepto lo ingerido la noche anterior.

Caminando por Babel a pasos normales... que a vista de otros podría ser algo apresurado por el arco que generaban mis piernas, arribé a la plaza central, parecía que a donde quiera que fueses, ésta era la zona que debías pasar sí o sí. Era curioso, por más «nuevos» que nacían, los rostros de la plaza siempre eran familiares, incluso los novatos como yo una vez vistos, comenzaba a ser recurrente su encuentro, producto de «la regla» de que nadie saliera de la Ciudad.
Me causaba alegría, para ser sincero, a pesar de la situación de la ciudad y escasez de materiales y alimentos, era agradable convivir con tantas personas, además todos tenían materia de peleadores, un gran ejercito se encontraba frente a mis ojos, ¿cómo no emocionarme con ésto?

Pasados unos minutos, me encontré con un grupo de personas que se dirigía a lo que parecía una cabaña de alimentos, de buen tamaño, similar a la de la Taberna, y un olor muy agradable provenía de ése sitio, ¿comida acaso? sea como sea debía ingresar al sitio.
Una vez dentro, lo primero que divisé fue una gran cantidad de personas sentadas en mesas, mientras otras permanecían a los lados, los sentados en mesas degustaban alimentos de diferentes tipos de animales, o líquidos en recipientes hondos, todo con muy buena pinta, mi estómago  hizo un sonoro rugido cual León en reacción de tanta comida, necesitaba probar algo rápido o caería al suelo por el hambre, echando un vistazo a mi alrededor noté como una de las mesas estaba vacía y... no desaprovecharía la oportunidad por lo cual me dirigí a tomar posesión de ella, cuatro sillas posicionadas una en cada lado del cuadrado mobiliario, perfecto, así podría conocer a más personas.

Mirando la mesa, encontré lo que era un pergamino repleto de letras, era el menú aparentemente, había varios platillos listados sin embargo la mayoría de ellos era un misterio para mi... «Meta: probar cada platillo del menú».
Estaba concentrado en el pergamino pensando qué sería bueno pedir para comenzar, cuando sentí la presencia de una persona que pasaba al lado de la mesa y se sentaba a un lado de la mesa en la silla, sorprendido volteé para identificar a éste personaje, mis ojos vislumbraron a una jovencita, aparentemente de estatura promedio, sin embargo, nada en ella era «promedio», poseía una belleza impresionante, ¿acaso las chicas de babel tenían éso en común? Incluso Jay tenía cierto encanto.. ¡JAJAJAJA!
Aún así, mientras más segundos la observaba, feliz y concentrada en el alimento en su mano, notaba su piel blanca y limpia, además de su cabello que pareciese oscuro pero con tonos púrpuras y azulados, una combinación peculiar pero finalmente atractiva... Atractiva, ésa era la palabra que buscaba, la chica a mi lado poseía un atractivo que me hacía no apartar la vista de ella, sus hermosos y grandes ojos fijados en su objetivo, su cabello amarrado en forma de cola de caballo  dejaba ver sus mejillas, orejas y cuello, además de dar una sensación de iniciativa y voluntad... La cual era obvia ya que se había sentado al lado de un completo extraño como yo...

Intriga, quería conocerla y claro, tenía justo la oportunidad frente a mi. Dejando el menú en la mesa y colocando un codo sobre la misma, posando la mano en mi mejilla y girando mi rostro en torno a ella mientras sonreía, observando a la chica, le pregunté:


- « Éso que comes se ve delicioso, muchacha, ¿qué es? » Dije mientras eché un vistazo a su alimento bien cocido que aún emanaba un vapor, aparentemente aún estaba caliente pero por el bocado que le dio la chica, estaría en el punto perfecto para ingerir. « Disculpa, ¿nos conocemos? Creo haber observado tu rostro anteriormente, aunque sería ridículo olvidar tan lindo personaje ¡jajá! » Cerré los ojos y posé una gran sonrisa en torno a la chica, me sentía encantado por estar en presencia de alguien más en la mesa, no había conocido a muchas más personas anteriormente, y sinceramente, solo una persona más me había deslumbrado con una belleza como la de ésta señorita. Esperando alguna reacción de la chica, me mantuve mirándola unos segundos más.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Okami Zero
Explorador
Explorador
avatar

Mensajes : 18
Oro Oro : 8384
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 06/07/2015


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Sáb 19 Sep 2015, 02:17

Tras la tormenta llegaba la calma y, a decir verdad, a pesar de mi personalidad tranquila, yo soy alguien que gusta del caos de la batalla y de los asesinatos de la misma manera que disfruta dar órdenes e idear cosas, lo cual también era mi pasatiempo "secreto", pues nadie nunca me ve escribiendo o ideando mis cosas privadas. Fui al templo a las tantas horas de la mañana y encontré con que el "efecto luna-llena" que me permitía estar tan despierto en las noches de dicha fase lunar (además de la adrenalina de ser perseguido por muchas bestias...) ya había cesado y debía decansar un buen rato... Y así fue, caí como una roca sólida y maciza a pesar del peso de mi ágil cuerpo.

Trás despertar, a ciertas horas de la tarde, decidí salir a dar vueltas por la ciudad, a "intentar" recordar... Bueno, a aprender donde estaban los lugares de la ciudad, pues no recordaba nada. Seguía a las personas de forma sigilosa para ver adónde se dirigían y así aprender de los lugares de la ciudad: unos iban de un templo a otro, otros iban a la taberna, otros iban a comprar sus armas y armaduras... A pesar de que esta información me sería útil para después, no me importaba en lo absoluto en aquellos momentos.
"Me pregunto si hay algo interesante en esta ciudad... De lo contrario, tendré que ir a buscar una forma de conseguir un arma para salir a cazar afurea de la ciudad. No conozco a nadie, y con los sitios poco interesantes que tiene esta ciudad, creo que moriré de aburrimiento... Pronto." Pensaba mientras seguía a cierto sujeto nada destacable de un aroma igual al de cualquier ser humano común. Aburrido. Sin embargo, éste iba hacia algún lugar poblado de muchas personas ¿Eh? Quizá aquí haya algún tipo de... ¿Evento? Meh, yo qué sé... Sigamos a ver hasta donde dura la incertidumbre." Pensaba mientras cubría el sonido de mi cascabel con mi mano derecha para no alertarle por el constante tintineo producido por este.

Empezaba el atardecer y no faltaba mucho para llegar a un lugar que quizá pudiera llamarme la atención, o al menos eso me indicaba mi olfato, donde me desprendí del sujeto al que seguía. Cerca de allí escuché algo de carne, no tengo idea de qué era, pero estoy seguro de haberlo escuchado. -¿Carne? ¡¿Comida de verdad?!- exclamé medio fuerte mientras me acerqué al hombre al cual escuché decir esto -¡Así es, comida de verdad!- un sujeto con alto carisma que después me entregaría un trozo de papel pergamino muy bien cuidado que tenía un par de números a los que no les di importancia, y mientras el hombre se alejó dejé caer, accidentalmente, el trozo de papel que me había entregado. Miré al suelo para intentar buscar el papel, y cuando alcé la vista me di cuenta de que no había ni papel ni sujeto.
-Eh... ¿Y ahora qué hago? Tch, qué tontería... Sólo quería comer. Llevo horas siguiendo gente sin descanso- dije y luego reí un poco por la inocencia y la tontería que llevaba conmigo en esos momentos. "Uhm... Alguien me ayudará, lo sé..." Pensé mientras me escabullí de rápida -y algo prudente- forma al negocio patrocinado en cuestión.

Parecía haber algún tipo de evento, pues el lugar estaba algo lleno. Olía muy bien la comida, tanto como para no dejarme pensar en muchas cosas más, pero debía concentrarme primero en acercarme a alguien. De inmediato noté a dos personas hablando: La primera, una chica cuyo cuerpo parecía algo entrenado, de una apariencia muy pura, casi todo en ella parecía haber sido tomado de las nubes del más bello firmamento de un feliz día de verano, en un escenario que incluiría hasta niños jugando por el parque mientras o estar en la cima de un árbol observando la hermosa naturaleza de este hostil mundo; el segundo, un enorme sujeto del cual me percaté al instante que su apariencia sería, posiblemente, lo más remarcable en él, sin embargo parecía tener una llama en su espíritu que sobreviviría a mil inviernos sin perder su fuerza sino haciéndose una capa de calor protectora al rededor de sí mismo.
Estas personas estaban en una mesa para 4... ¡Solo ellos dos! Decidí acercarme con algo de timidez en mis expresiones corporales, pero con una voz serena y segura para preguntar -Hola, ¿Hay sitio para alguien que no causará mucho lío? Solo quiero comer, pero... Perdí el número... ¡Ah! No se preocupen, pagaré todo lo que coma.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Crono
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 7
Oro Oro : 8301
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 14/07/2015
Localización : En Alguna Batalla O Relajandome


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Sáb 19 Sep 2015, 03:37

Siguiendo aquel peculiar aroma,el chico de cabellos rojos, llega al sitio de donde ese aroma dulce provenia, se trataba nada mas y nada menos que una especie de restaurante, centro su atencion en el lugar por unos instantes, no tenia mala pinta aquel sitio, y aquellas peculiaridades culinarias estaban a la vista de las personas, al principio un hombre se le acerco, parecia que era el encargado de atraer a las personas al sitio, el chico no le presto en absoluto atencion, como si de su casa se tratara, este se introdujo en el lugar donde muchas personas estaban comiendo,pero en su estado como si se tratara de un sabueso, siguio el aroma al final llegando al origen de este, y cual fue su sorpresa, al estar frente aquella fuente de aroma,al quedar frente a frente y ver a una chica degustando aquella carne que para el era la mejor comida sobre la tierra,al ver que no era la unica que estaba en esa mesa su rostro se cubrio un tanto de pena, pues que pensaria ella y los demas de su atrevimiento pues la chica era la mas cercana, asi alejandose unos pasos hizo una educada pero anticuada forma de reverencia, ofreciendo sus disculpas sinceras...

-L...lo lamento! No era mi intencion interrumpirles-

Luego de esto dando un giro se acerco a una camarera, preguntandole si podia obtener algo de aquello que la chica comia, mas su respuesta fue negativa...

-NO HAY MAAAS?!!!-

Expreso con sorpresa y a la vez contrariedad, mientras las personas le veian extrañadas, al obtener esa respuesta, opto por bajar la cabeza y dirigirse a paso tranquilo hacia la salida de aquel sitio, y bueno no tendria sentido para el seguir ahi...

-Fiuu...es una lastima-

Expresando esas palabras a forma de descarga casi apenas audibles siguio su camino...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sakuya
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 12
Oro Oro : 8200
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/07/2015


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Sáb 19 Sep 2015, 05:21

Saboree lentamente aquella pequeña criatura tostada, sonreí instintivamente al sentir como el hambre se apaciguaba y recobraba ciertas energías, voltee hacía mi asiento y parpadee un par de veces al ver a un hombre bastante alto, lo suficiente como para que aunque estuviese sentado yo tuviere que levantar la cabeza; sonreí cordialmente y me senté a su lado, observando el platillo que acababa de obtener sonriendo, la verdad si que estaba bastante bueno, lo suficiente como para darle una segunda, pero pequeña mordida a aquello, a pesar de que estuviese algo caliente. La segunda mordida fue menos placentera ya que sin querer había pasado a llevar mi lengua al morder, cerré un ojo sin dejar escapar ningún sonido que advirtiera cuanto me había dolido, así que simplemente seguí mascando mientras me acomodaba acercándome algo más a la mesa, cuándo escuché la voz de mi acompañante, a lo cual respondí automáticamente.

-Calamar...Me dijeron, está...Realmente bueno, pero me te...temo que me he mordido...La lengua...-Alejé el alimento de mi mientras intentaba que el adormecimiento de mi lengua pasara, vaya primera impresión, ya había comenzado a hablar con torpeza, y por si fuera poco un ligero sonrojo se posó en mis mejillas por culpa de ello; busqué en la mesa y encontré un vaso de agua, lo tomé con una mano suavemente y me lo llevé a los labios, bebí despacio mientras miraba de reojo a mi inesperado acompañante, no me molestaba hablar con desconocidos, era bastante confianzuda, pero me ponía algo nerviosa su mirada ¿Tendría algo extraño?-¿Conocernos? Ams, yo...No lo creo, recordaría a alguien de sus...ams...¿Características? La verdad es que es muy alto-

Al bajar el vaso sonreí de vuelta a mi peli-rojo acompañante, pero evité morder nuevamente la comida por respeto y porque tenía levemente resentida la lengua, calculé mentalmente cuántas cabezas me sacaba con aquella estatura, además pensaba en que nunca le había visto en entrenamientos, quizás tenía conocimientos previos de combate y había decidido no tomarlos, tenía más tiempo en Babel o había despertado recientemente, fuere lo que fuere, parecía alegre y risueño, tanto así que me había hecho sonreír con facilidad. Tomé el pequeño pergamino entre mis dedos y observé lo que podía pedir, giré con suavidad mi cabeza dejando que algunos cabellos cayeran por mi rostro, y pensé que la verdad tenía más hambre dela que había pensado, así que seguramente podría comer algunas pocas cosas más.

Mientras estaba algo distraída, un joven entró técnicamente colándose al loca, solté una risilla divertida mientras le daba otro pequeño mordisco a la comida ya que mi lengua volvía a la normalidad, le escuché preguntarnos si es que podía sentarse, con un leve gesto de mi mano le mostré la silla a nuestro lado ya que en sí este era un lugar publico, y deseaba observar mejor el hermoso cabello de aquel joven-No hay problema, puedes tomar asiento-Sonreí gentilmente y volví a tomar el vaso con agua, pensando en que comer a continuación, pero también debía controlarme, ya que no había comido ni la cabeza del calamar con aquellos tres mordiscos que le había dado. En cuánto ya estaba más bien lista, sabiendo que iba a ordenar, una mirada penetrante de otro joven peli-rojo, igual de extrañamente alto, pero menos robusto, me observaba; me sobre salté un poco dando un pequeño brinco en el asiento, pero luego sonreí gentilmente al escuchar sus palabras, le seguí con la mirada girando levemente mi cuerpo en su dirección, y di otro salto al escucharle gritar, tal así que casi se me caía el vaso y la comida, logrando atraparles al vuelo sin casi derramar nada sobre mi ropa, abrí lijeramente mis ojos sorprendida, al parecer no quedaba de aquel calamar, algo apenada al ver el rostro de des-animo del joven, giré mi cuerpo hacía él y comencé a hablarle algo despacio, pero aún así sentía que se escuchaba mi voz.

-E...esto, si gustas puedes comer este, le he dado un par de mordidas, pero si no te importa...Para mi está bien-Tendí mi brazo con el alimento agarrado de este, sonreí bajando un poco mi mirada mientras depositaba el vaso una vez más sobre la mesa, tenía hambre, pero me había enternecido aquel joven y claro, tenía un plan b de alimentos antes de ir a bañarme bajo las calles de Babél.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Iskandar
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 45
Oro Oro : 8401
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 06/07/2015
Edad : 29
Localización : B.C.


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Lun 21 Sep 2015, 02:56

Después de unos segundos de haberme sentado en aquella mesa, la joven notó mi presencia, primero observándome unos segundos perpleja, como si ocupara ésos momentos para que su mente aceptara el hecho de que alguien ahora se encontraba acompañándola.
Sin decir una palabra, la chica me respondió con una dulce sonrisa, aprobando que ahora me encontrara ahí, mientras le daba una mordida a su delicioso producto empalado, dando poco después un segundo bocado, sin embargo éste fue diferente ya que su rostro hizo un gesto de aparente dolor, aunque fue momentáneo y sin sonido, la observé levantando mis cejas, fue entonces que mi pregunta sobre la comida fueron emitidas, a lo que respondió, entrecortando las palabras, demostrando que en efecto había sido víctima de una mala pasada con su boca, su voz sonaba muy dulce y su forma de responder cordial, mas no pude evitar sonreír ante tal situación.


- « Con que calamar ¿he?, tal vez pida algo parecido, pero aún no decido qué elegir del menú, un bocado de esos no sería suficiente para satisfacerme jajá. » - Dije vigorosamente de manera amigable. Después, la jovencita comenzaba a acomodarse mejor en la mesa mientras se notaba apenada por alguna razón, fuese lo que fuese, era era una vista digna de admirar.

Momentos después la jovencita me respondió, negando el haberme conocido previamente... ¿Tal vez solo lo había imaginado, o quizá la miré de reojo en la ciudad uno de tantos días?, sea la situación que fuese no le presté mayor atención, ya que ahora tenía la oportunidad de conocerla.
Logré notar que su cuerpo, o al menos la mitad que se veía de la muchacha se encontraba ligeramente húmeda, ¿quizá había estado haciendo ejercicio previamente? Tenía musculatura promedio, algo marcada sin llegar a verse mal, era un punto justo entre musculatura y sin perder sus bellos rasgos femeninos, en verdad le sentaba bien.

Antes de poder emitir alguna otra palabra, noté como la dama del cabello violeta observaba al lado mío hacia la zona donde se encontraba la puerta de entrada, por lo que seguí la mirada hasta llegar a ella, sin embargo mi trayectoria terminó antes por un personaje que se encontraba arribando al lado mío, era un muchacho de cabello blanco, con un traje, ¿se podría llamar formal? aunque se veía algo maltratada, una especie de gabardina oscura y blanca.
El recién llegado, algo apenado, preguntaba acerca de poder tomar un asiento, a lo que la jovencita accedió sin probelas, por mi parte, mostrando una gran sonrisa y aprovechando que se encontraba a mi lado, le di un par de palmadas en su espalda, sin utilizar mucha fuerza y emití:


- « Venga muchacho, claro que puedes sentarte, ésto al parecer es un lugar público, a mi no me molesta y al parecer a la dama aquí presente tampoco, ¡vamos, toma lugar! » - Dije de manera confianzuda mientras esperaba a que el joven tomara su silla.
Tres personas estaban finalmente en la mesa, la chica poseía el pergamino con el menú al lado de su platillo de comida, por lo que lo tomé nuevamente y acerqué para elegir algo al azar que pareciese tener algo apetitoso en él, haciéndole la señal a una de las meseras, hice que se acercara para pedir uno de los platillos que me pareció apetitoso: «Asado de Jabalí». Seguramente no defraudaría, una vez los tres ahí, pregunté a los muchachos.

- « Y bien, chicos, ¿tienen tiempo para socializar? Díganme, ¿cuales son sus nombres, qué es lo que hacen aquí en Babel para pasar los días? » - Sin previo aviso o palabras, pregunté abiertamente los nombres de los chicos para conocer un poco más de ellos, a su vez, me presentaba por igual. - « Mi nombre es Iskandar, hace poco más de una semana que he despertado, aún me sigo adaptando a la vida en éste sitio, pero para ser justos, no recuerdo de cómo era mi vida antes de llegar aquí.. ¡JAJAJÁ! » - Dije de Manera alegre, con la risa suficientemente sonora para ser escuchada a 5 mesas de distancia. - « Por ahora solo recopilo información de los sitios dentro de ésta ciudad y las cercanías fuera de la misma. »

No pasó muchos segundos después de mi pregunta, cuando se sintió una presencia que miraba a uno de nosotros fijamente, el sonido de un estómago rugir fue emitido al lado de la señorita con el Calamar en su boca, un chico, pequeño y pelirrojo con cabello bastante alborotado y una bufanda naranja, observaba la comida en las delicadas manos de la doncella, de pronto ésa sensación de acecho cambió rápidamente a la de depresión cuando el chico le hizo una pregunta la mesera cercana, para así comenzar a caminar hacia la salida después de un grito de sorpresa.
No comprendía del todo, pero la bella dama emitió con voz lo suficientemente fuerte y aún así delicada hacia el chico, ofreciendo el Calamar que aún le quedaba, un gesto bastante apreciable debo decir.
Una sonrisa irremediablemente fue plasmada en mi rostro, crucé mis brazos y cerré los ojos unos momentos, para de nuevo abrirlos y voltear a la dirección en la que el chico pequeño se encontraba y emitir unas pocas palabras.

- « ¿Y bien, chico?, ¿piensas rechazar el gesto puro de una dama? ... Jéh, vamos chico, ¿no quieres sentarte con nosotros? Aún nos queda un lugar. » Finalmente solté una risa rápida e invité al chico a unirse a nosotros tres. A final de cuentas, conocer a personas era uno de los requisitos principales de conseguir un gran equipo para una aventura.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Okami Zero
Explorador
Explorador
avatar

Mensajes : 18
Oro Oro : 8384
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 06/07/2015


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Mar 22 Sep 2015, 22:47

Con el permiso de los dos en la mesa, me senté a un lado en silencio haciendo que los únicos sonidos provenientes de mí fueran los pasos de mis botas cuando me acerqué a la silla y mis cascabel cada que movía mi mano izquierda. "El coloso con vida es algo amable y la chica es algo callada. Ella me agrada, su aura se siente algo... ¿Rara? Pero es cómoda." Intentaba pensar en un adjetivo diferente, pero simplemente era "rara". No lograba encontrar la palabra exacta, por eso lo mejor era dejarlo en "me gusta".
Vi al pelirrojo tomar el pergamino que parecía contener los platillos servidos en el lugar, así que esperé a que se decidiera y lo soltara para leerlo y escojer yo también. Una vez lo tomé, leí de arriba a abajo un par de veces y, sin saber qué escojer, decidí irme por lo que más fácil de digerir lucía: "Muslo de gran águila", pues las aves tienen su encanto culinario... Quizá a la próxima sería algún pez, pero soy malo con las espinas...
Seguí en mis pensamientos durante unos segundos antes de que el grandullón nos dirigiera la palabra a ambos, algo que sin duda me llamó la atención ya que yo no tendría tal gesto con alguien más. -Soy... Pueden llamarme Zero. Llegué de... "Afuera" ayer, así que mi único pasatiempo es recorrer la ciudad para encontrar algo que no me mate del aburrimiento. Y sí, prácticamente también me la paso descubriendo la ciudad- Respondí a su pregunta de manera amable con una pequeña sonrisa estando agradecido con ellos por sus gestos conmigo, pero sin meterme mucho ahí. Quizá serían mis primeros contactos en la ciudad, y serían preciados, pero por ahora no pensaba abusar de la confianza que me daban solo con el hecho de estar allí.

"Me pregunto si hay que esperar mucho por la comida..." Resonaron aquellas palabras en mi cabeza mientras pensaba en el hambre que me había provocado no comer en todo el día, pero, justo después, ocurrió un incidente con... ¿Otro pelirrojo? No sé realmente qué sucedió, pues estaba distraído en el momento exacto; me giré hacia él un poco molesto, pues hizo que la chica que estaba sentada en la misma mesa que yo diera un pequeño salto, pero el chico se disculpó y no le di más importancia: problema mío no era, pero sí me molestaba un poco que incomora a la chica. "Mooh, qué molestia que no dejen ni comer tranquilo. Ni que fuera un animal salvaje... Parece que la gente de ciudad tampoco es muy educada..." Reflexionaba tras el incidente y, sin pasar mucho tiempo, se escuchó un segundo grito del mismo "pelirrojo menor" acompañado de un salto de la chica con la que compartía mesa. "Tch, me pregunto demonios le pasa a ese..." me pregunté a mis adentros, mientras observaba como todos allí dirigían su mirada hacia él y hacían comentarios disgustados. "Enfín, no es mi problema tampoco... Ni siquiera conozco a ese sujeto", me giré de nuevo hacia la mesa y lo dejé ahí, pero al parecer el problema era de comida escasa la chica con la que compartía mesa era demasiado amable ya que le ofreció a aquél escandaloso un trozo del último calamar, ¡Y casi completo!
El "pelirrojo mayor" insistió al chico que la recibiera y le ofreció un puesto en nuestra mesa, después de todo quedaba un espacio. No tenía problemas con la comida de la chica, pues ella decidía si regalarla, ni con otro en la mesa, pues si me molestaba, podría seguir con mi promesa de no molestar y luego marcharme sin más, ¿No? Así que giré hacia él y le dije -Siéntate, no querrás comer parado... ¿O sí?- Sonreí e intenté haberlo dicho con las mejores palabras para hacerle sentir vergüenza de no recibirlo o de no sentarse, lo que sucediera primero... O ambos, quién sabe.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Crono
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 7
Oro Oro : 8301
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 14/07/2015
Localización : En Alguna Batalla O Relajandome


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Mar 22 Sep 2015, 23:27

se disponia a regresar, muy desanimado por aquel objeto, cuando una voz suave pero a una misma vez firme, llego a sus oidos, esta provenia de la chica que habia visto hace unos instantes comiendo el calamar,sin tardar un instante el pelirojo dio un giro, para escuchar atento mientras le miraba fijamente, luego de escuchar cada palabra, no pudo evitar un gesto de sorpresa dibujarse en su rostro, y es que no era algo usual, bueno nunca nadie le habia ofrecido alguna cosa de una manera tan gentil, al punto de no saber como actuar en su situacion, por tanto quedo como paralizado por unos instantes asimilando aquello, tampoco queria parecer como si algo tan simple fuera asi segundos despues, se acerco a la chica a paso lento sin decir ni una palabra, ni siquiera si aceptaba, asi luego se coloco de rodillas y luego se inclino hacia el suelo, tocando con su frente el mismo, comenzando despues a articular sus palabras...

-Muchas gracias por esto, de verdad queria probar esa comida una vez mas, permiteme a cambio prestarte mi espada y mi fuerza, a cambio de todo esto-

Luego desenvaino su espada y tomandola de ambos extremos, levanto la mirada y extendio su arma ofreciendosela a la chica, a forma de que ella la tomara y asi le demostrara que estaba conforme con su muestra de gratitud, mientras le observaba con una sonrisa tranquila... Al escuchar el ofrecimiento de el hombre enorme que estaba en la mesa asintio con su cabeza sin decir nada, al igual que al ofrecimiento del otro chico, luego de esto regreso su vista a la chica esperando su respuesta, lo cual era para el mas importante ahora.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sakuya
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 12
Oro Oro : 8200
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/07/2015


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Miér 23 Sep 2015, 02:14

Respiré lentamente, ya me había relajado con respecto a lo que sería el entrenamiento de hace unas horas atrás, levemente el ambiente animado del lugar calentaba mi cuerpo y lograba llenarme de un leve sentimiento que no muchas veces lograba presenciar, el hecho de que aquí todos éramos hermanos, y no había razón para apartarnos los unos con los otros, era cálido y realmente tierno el hecho de poder hablar con quienes normalmente no lo harías, en mi caso era realmente agradable no tener que comenzar a luchar con aquellos que acababa de conocer, terminando ambos todos sudados y llenos de tierra, saliendo del coliseo solo con ánimos de descansar o poder quitarnos aquello del cuerpo, como si fuera extraño el andar sudorosos en las calles de Babel. Observé el vaso entre mis dedos con dedicación, acaricié la cubierta fría con mis dedos desnudos, algo heridos, tal así que la temperatura de la misma me relajaba, así como la compañía a mi alrededor; escuché atentamente las palabras del grandote de cabellos rojizos, al parecer era un recién despertado, con razón pensaba que era extraño el olvidar a alguien como él de haberle visto, sonreí tímidamente mientras abría mis labios para responder, pero el joven de cabellos blancos se me adelantó haciendo que desviara mi atención hacia él, no sin antes procesar las palabras del grandote. Por lo que había dicho su nombre era Iskandar, su apariencia fornida y musculosa me daba la idea de que era un guerrero, y era bastante confiado, aquello lo pensaba simplemente porque hablaba increíblemente alto, tanto así que mi corazón daba un vuelco cada vez que éste reía; por el contrario, el joven de cabellos blancos era pequeño, al parecer había vuelto de una misión fuera…Abrí levemente mis ojos sorprendida y giré mi rostro un poco más hacia él, con los labios entre abiertos por la sorpresa, no dije nada, pero sabía que realmente mi rostro podía decirlo todo, aquí en Babel aquel joven podría ser famoso en unos instantes si se sabía, que era uno de los que había vuelto de una misión en las afueras de lo que conocíamos como Babel.

-Yo…Mi nombre es Sakuya, mucho gusto en poder conocerles-Bajé mi cabeza unos segundos en señal de respeto, asimilado un poco la información recibida, no deseaba cometer ningún error y poder recordar sus nombres sería mi principal prioridad en aquellos momentos, mucho más importante que hundir al joven de cabellos claros llamado Zero sobre cómo eran las afueras, el mundo que muchos aquí deseaban poder conocer, y conquistar en algún momento. –Yo llevo en Babel poco más de un año, estoy bajo las ordenes directas del General Black Crow, soy quién les da el empujón a algunos recién despertados que no tienen memorias sobre la batalla, esto…-Me sonrojé levemente pensando en que más poder decir sobre mí, pasé parte de mi cabello tras mi oreja mientras levantaba mis ojos hacia quienes me rodeaban, sonriendo, observando cómo ambos ya habían solicitado diversos platillos para poder degustar aquella noche ¿Estaría bien ocupar la mesa por algún tiempo más?-Aquí en Babel se pueden hacer muchas cosas dependiendo de cada interés, actualmente salir más allá de la zona segura está…-Miré levemente a Zero dejando escapar una mirada de curiosidad-…Prohibido.-

La mesera que había atendido a los dos jóvenes a mi lado se me acercó suavemente por detrás tocando mi hombro con gran delicadeza, me giré con sumo cuidado y sonreí, moví mis labios solo una fracción de segundos y la chica al parecer entendió, ya que sin más se marchó más allá de mi rango de visión; volví a observar el vaso con cada vez menos agua, suspiré levemente y pensé en las verduras que acababa de pedir, estaba algo antojada de algo verde, amargo y que reparase energías, pero como no sabía que era, solo había pedido verduras, que era lo que más se parecía. Tras unos segundos, me percaté de lo que había hecho el joven de cabellos rojizos, algo más pequeño, pero no dejaba de ser increíblemente alto en comparación a mí, complemente roja, como un tomate, dejé el alimento sobre una especie de servilleta y me levanté de un salto del asiento, alejándome unos pasos de la mesa; mi rostro reflejaba algo de confusión, vergüenza y en cierta parte espanto, para mayores problemas, la coleta decidió des-hacerse dejando caer mi cabello alrededor de mi rostro, mis hombros, y así hacia mis pechos, dándome quién sabe qué apariencia.

-Yo, yo…Creo que no, no es necesario-Me alejé otro paso algo intranquila, muy inquieta la verdad, observando la salida por si debía salir corriendo en cualquier momento, miré levemente sorprendida a mis acompañantes, que no cesaban de pedirle que se sentase a compartir con nosotros; ahora asentí frenéticamente haciendo referencia a aquello, que lo mejor era que tomase asiento, disfrutase la comida y dejase de hacerme ofrecimientos extraños, ya que comenzaba a preguntarme en qué lugar de la tierra me había metido-Me…Me temo que tengo mi propia fuerza, y mi propia espada…Para seguir adelante…-Mordí mi labio inferior con algo de duda, como si realmente no supiera que estaba diciendo, pero sentía que mostrar algo de lo que era en esos momentos, estaría bien, no había por qué asustarse ni salir corriendo, seguramente solo era una muy, pero muy extraña situación-A…así que antes que…Esto, debamos marcharnos del locar por alborotos, lo…lo mejor es que, tomemos asiento-

Di un paso hacia adelante apresurada hacia este joven, toqué su hombro, solo como un leve rocé, y caminé hacia mi asiento, no sin antes asegurarme de correrle hacia el lado de Iskandar, por si acaso al joven que le había ofrecido alimento no se le ocurría otra cosa, tendría a quién echarle encima, por si acaso, claro estaba, no es como si estuviese planeado desde el principio. Tomé asiento, e intenté disimular lo mejor posible el rubor de mis mejillas, el temblor de mis labios y mi mirada cabizbaja frente al vaso de agua que había derramado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Iskandar
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 45
Oro Oro : 8401
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 06/07/2015
Edad : 29
Localización : B.C.


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Vie 25 Sep 2015, 03:02

El chico peliblanco fue el primero a contestar mi pregunta, quien poco antes de responder había pedido lo que parecía ser un ave para comer, interesante, después habría que probar ésa opción. Al escuchar las palabras del llamado Zero, mis ojos se abrieron en gran sorpresa, era el primero que conocía además de la "Primera Generación", Kraha, Quail y BlackCrow; quienes yo sabía que conocían algo de fuera, sin embargo éstos últimos tres tenían mucho tiempo de no haber surcado las afueras de la ciudad, por lo que hacía a Zero alguien valioso para obtener información de impresiones y sensaciones recientes. Ante sus palabras emití un sonoro «¡Ooohh!» ya que no podía ocultar mi asombro, quería saber de inmediato lo que había vivido, sin embargo antes de poder emitir alguna pregunta, le interesaba por igual conocer a la chica pelivioleta, quien tímidamente se disponía a hablar, su voz era dulce, agradaba mucho al oído, y la información proveniente de ella era por igual interesante, ¿una subordinada directa de Cuervo? Y más que éso, mencionó algo acerca de las batallas dentro de la ciudad, lo cual era una de mis prioridades dentro de la ciudad, conocer un poco más de las batallas y acostumbrarse a ellas.

Su forma de hablar seguía siendo temerosa de lo que los demás podrían decir, cuidadosa con sus palabras, jugando un poco con su bebida en mesa, Sakuya había terminado de hablar y me disponía a responderles, ambos comentarios me eran de interés por lo que no importaba el orden, así que me dirigí primero a Zero.


- "¡Vaya! Eres la primera persona que conozco en mi escasa vida en Babel que sé, ha salido de las puertas además de los tres chicos de primera generación, sin embargo por lo que ellos me contaron, no han salido en mucho tiempo." - Dije, aún con sorpresa en mi voz, bajando un poco el tono, dirigí mi voz a Sakuya. - "Sakuya, ¿eh? Acabas de decir algo muy interesante," - puse mi mano derecha sobre mi mentón, acariciando mi barba, tomando un tono de intriga y especulación en torno a la dama. - "¿A qué te refieres con dar un 'empujón' en batallas? La verdad he estado buscando información acerca de las afueras de Babel, y, no me vendría mal ejercitarme y acostumbrar mi cuerpo a las batallas... Lo que me lleva a otro asunto..." Bajé mi brazo derecho que sostenía mi barba y giré mi cabeza ahora en dirección a Zero para continuar hablando, a su vez, la mesera traía el platillo que había ordenado con anterioridad, ésta vez diciéndole a la mesera que le trajera algo de bebida 'fuerte' para acompañar el asado. Así, continué con las palabras al joven peliblanco. - "Vienes de fuera, Zero, lo que me lleva a preguntar... ¿qué tal? Solo he leído acerca de las afueras pero me causa mucha confusión en cómo hacerme una idea a experiencias y sensaciones... me encantaría conocer más sobre las afueras..." - La pregunta era simple, pero seguro conllevaba una gran complejidad para Zero, sin esperar mucho, miré el jabalí asado en mi mesa, la forma de jabalí había desaparecido por completo, mostrando algunos filetes de muy buen ver, tomando un utensilio para cortar y otro para tomar la carne, corté un pedazo del filete y lo comí, rápidamente saboreando ése sabor... era perfecto e indescriptible, el sabor jugó en mi paladar de manera perfecta mientras aguardaba a las palabras ya sea de Zero o Sakuya... pero..

Un nuevo 'alboroto' se llevó a cabo al lado de la mesa, y ésta vez era causado por el último integrante en haber arribado a la mesa, el chico pelirrojo con el cabello alborotado quien... cual caballero postrándose ante su reina, hacía una reverencia de gratitud algo... intensa, Sakuya no sabía cómo reaccionar, era claro por su petrificación momentánea y exaltación... la bella jovencita amablemente pero claramente con temor, trató de hacer que el chico cesara de sus acciones tan, "vivas", finalmente alejándose de él invitándolo a sentar, corriendo rápidamente a mi lado, dejándome notar mejor su figura y ése hermoso cabello, era, sinceramente, despampanante.

Ante la reacción del chico nuevo, no pude evitar reír, modulando mi risa ésta vez y llevando mi puño izquierdo a mi boca, pero obviamente sonoro, haciendo que casi me ahogara con el filete... -oportunamente llegando la camarera con la bebida, la cual ayudó a aclarar mi garganta- Finalmente hablé.


- "-Pfffhahaha!- Pero qué sinceridad la de éste muchacho, debo decir." - Bajé mi bebida y me crucé de brazos, observando el cabello del irreverente chico que aún seguía boca abajo. - "Me serviría algo de ésa sinceridad cerca jajá. Pero vamos, toma asiento, éste no es el mejor sitio para estar en ésa posición... piensa en la comida que haya tocado el suelo donde todos caminan.. ¡JAJAJA!
¡Ahora ven y preséntate como se debe!
" - Mucho había pasado hasta éste momento, y apenas habían transcurridos unos minutos de haber conocido a Zero, Sakuya y el chico nuevo, esperando más movimientos o voces, proseguí degustando el excelente platillo frente a mi.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Okami Zero
Explorador
Explorador
avatar

Mensajes : 18
Oro Oro : 8384
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 06/07/2015


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Vie 25 Sep 2015, 14:22

Manteniendo nuestra conversación inicial, sentí que empecé a llamar la atención con eso de las afueras de la ciudad. Sonreí levemente mientras en mis adentros pensaba "¿Prohibido salir? ¿Aun? Es una pena que los encierren dentro de una ciudad tan pequeña durante tantos años... ¡E injusto! pues, de por sí yo odiaba el encierro y la monotonía que podría traer estar atado a los muros de una ciudad de dudoso tamaño que, poco a poco, se llenaba más y más, y la muerte era poco común, pues era difícil que hubiesen encuentros que terminaran con cadáveres... O al menos todo eso supuse en aquél momento mientras escuchaba las reacciones de mis acompañantes.

Ahora bien, la conversación indicaba la chica era subordinada del Cuervo a quien conocí horas atrás, esto solo confirmaba mi idea del status social de ambos en esta ciudad; por otra parte, el pelirrojo era, sin duda, de la última generación... Y pensándolo bien, ¿No nos hubiese servido alguien de tales proporciones físicas en nuestra larga misión? Con ese físico y un poco de cerebro, es posible que él también hubiese logrado sobrevivir.
Seguí escuchando la conversación de ellos mientras tarareaba tan suavemente que solo alguien recostado en mí podría escuchar. Por lo que sabía, al menos el pelirrojo quería salir de allí y la chiquilla tenía su curiosidad de cualquier manera. Con la pregunta de Iskandar, me dispuse a responderle su porción a cada uno intentando satisfacer un poco sus curiosidades, tomé algo de aire y comencé mi respuesta: -Uhm... Ehm... Bueno, no sé "qué se siente estar afuera", porque nunca he estado adentro.- Dije con algo de duda con saber qué responder, pues sí es cierto que no conozco las grandes diferencias. -Bueno... Afuera es...- empecé titubeando y algo confuso por no saber qué decir. -Grandioso realmente, la libertad sumada a las decisiones crueles o hermosas de la naturaleza y el derecho de poder observarlas, cosas como conocer a los animales y a las bestias y poder enfrentarse... Tome una pausa nuevamente para recordar algunas cosas viejas, sonreí y proseguí con algo de risa entre mis palabras -O bueno, en casos, huir de ellas...- Retomé mi tono de voz normal, suspiré con una sonrisa en los labios recordando las cosas bellas de afuera -Todo eso es genial, adrenalina y eso... Hahá, me cuesta definirlo. Quizá algún podamos escaparnos, seguramente yo tendré derecho a ir a la próxima misión a las afueras, ¿Vendrían?- Pregunté mientras pensaba que quizá no habían muchos candidatos para una nueva misión, Sakuya tenía experiencia en combate y él tenía su gran capacidad física, ¿Qué podría salir mal?... Es más, ¡¿Podría algo salir mal?!

Tras eso, recibí mi comida y me dispuse a darle el primer mordisco. Joooder, esto sabe tan genial!- Exclamé como primera reacción, la que me haría sonrojar y decir -Uh... Perdón, hace mucho no comía algo así...- y sonreí un poco. ¿Por qué? Porque una bella sonrisa siempre apacigua todo, ¿No? ~

Sin embargo no todo era tan sencillo como una simple charla civilizada. Cuando Sakuya se dispuso a regalarle su comida al chico desconocido, y tras las palabras de Iskandar y las mías (y yo que intentaba ser amable...), su desafortunada respuesta solo fue otro alboroto... Dentro de un restaurante... Con MUCHA gente. "¡¿No se sabe comportar como un maldito ser humano normal?!" Me pregunté a mis adentros mientras empezaba a molestarme y, por si fuera poco, hasta estaba molestando a la chiquilla que nos acompañaba.
Le escuché a ella rechazar al chico y me levanté "lentamente" de mi silla, me dirigí hacia él con algo de "calma", desenvainé rápidamente mi daga y la usé como un gancho para bajar su espada. -Eh... ¡Basta! Es suficiente, compórtate por una maldita vez. ¿No tienes vergüenza al menos? Solo estás molestando a Sakuya... Y a mí, ¡Y a todos aquí! ¡Deja el maldito escándalo!- Le dije en un tono un poco alto mientras bajé su espada lentamente, habiéndome tranquilizado un poquito retomé la palabra, -No es como si yo quisiera que te sientes con nosotros, solo lo decía porque no pensé que fueras tan... Molesto.- Le dije mientras guardaba mi daga y retomaba mi lugar en la mesa, ignorando por completo las reacciones y palabras de Iskandar y Sakuya, incluso las suyas. "¿Deberían importarme?"  me pregunté cuando me sentaba y dirigía mi atención de nuevo a mi comida. "A lo mejor solo pensarán cosas malas de mí... "Da igual, no me gusta la gente tan pesada..." Algo me decía que solo debía terminar mi comida, agradecer, y salir... Ahora el del alboroto era yo, pero lo cierto es que aquél sujeto insistente y dramático me molestaba, y no pensaba dirigirle la palabra de nuevo en forma cordial porque ni siquiera me parecía conveniente tener a alguien así a mi lado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Crono
Guerrero
Guerrero
avatar

Mensajes : 7
Oro Oro : 8301
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 14/07/2015
Localización : En Alguna Batalla O Relajandome


MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   Miér 07 Oct 2015, 03:33

El chico de cabellos rojos fruncio el ceño al recibir la negativa a su forma de agradecimiento, siempre habia tenido la costumbre de entregar su lealtad su confianza a la persona que tuviera un buen gesto hacia el, sentia que era su deber esa forma de agradecimiento, y aun asi no habria de pagar nunca el favor que habia recibido, tal como si fuera un guerrero de la epoca antigua. No podia tampoco ignorar o evitar aquella su costumbre, era la primera vez tambien que era rechazado de esa forma,la gente podia ver en su rostro la sinceridad, pues no habia ningun truco ni segunda intencion en aquello, asi se levanto sacudiendo el polvo de sus ropas, al escuchar las palabras del hombre mas grande del lugar, guardando su espada en la vaina se dispuso a presentarse hacia aquel...

-Mi nombre es crono, y la verdad no tengo mucho que decir, hay cosas que no tengo muy claras aun puesto que apenas me estoy acostumbrando a esto llamado vida, agradezco mucho tu invitacion-

Cuando estaba dispuesto a tomar asiento, fue interrumpido por el otro tipo que tambien estaba sentado en la mesa, este le amenazo con una daga mientras proferia algunas palabras de reprension hacia el, aun asi el chico no le tomo mucho caso, simplemente lo miro con indiferencia, como si enrealidad su accion no le hubiera causado ningun tipo de interes, asi volteo la mirada hacia la chica expresandole con tranquilidad...

-Bueno, supongo que generar este tipo de disgusto no era mi intencion, supongo que debo cambiar mis formas de actuar, si acaso te ofendi, pido una disculpa por lo menos, no deseo interrumpir su buen momento, espero que en algun lugar nos volvamos a encontrar-

Asi con una reverencia tanto para la chica como para el corpulento sujeto, sonrio y comenzo a andar a la salida de aquel sitio, sin tomar aquel objeto de su deseo, mientras pensaba con seriedad en su accion, tratando de determinar en que sentido estaba errado, al mismo tiempo que rascaba su cabeza con los dedos...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado





MensajeTema: Re: [libre] Primeros encuentros   

Volver arriba Ir abajo
 
[libre] Primeros encuentros
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» mi tiempo libre?
» mis primeros pasos en el modelado..
» Felus primeros gobernadores
» 2 PRIMEROS CUSTOMS DE G1 Y ROTF
» Los primeros rayos....

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Despertar De Los Heroes :: Ciudad De Babel :: Plaza Central de Babel-