Despertar De Los Heroes
¡Que comiencen a llover Historias interesantes en las fichas!
Very Happy
Besillos

By Rikka


Foro de Rol Anime basado en Héroes y Mitologías
 
ÍndiceMiembrosPortalFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Libre [ El encuentro de los 7]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Black Crow
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 55
Oro Oro : 9606
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 05/05/2015
Edad : 23


MensajeTema: Libre [ El encuentro de los 7]   Lun 07 Sep 2015, 01:02

Habíamos llegado al centro de decisiones, el cual también era conocido como la mesa redonda, después de que saliéramos del bar después de que rikka terminara de comer, al entrar en la sala note lo desolada que esta se encontraba mientras comenzaba a caminar un poco en ella hasta uno de los asientos en los cuales me deje caer mientras veía como rikka se acomodaba en uno de los asientos cercanos disponiéndose a dormir un poco

Coloque mi lanza al borde de la mesa mientras sentía el frio de las noches invernarles pensando que no quedaban más de un par de horas para el amanecer y lo que había pasado en las últimas horas “ha sido demasiado” pensé por algunos segundos mientras sentía como los parpados comenzaban a pesarme por el cansancio pensando que quizás podría dormir un poco antes de la llegada de todos en la mañana

Aquella idea no me resultaba desagradable y no era la primera vez que había tenido que pasar la noche en aquel sitios pero por algún motivo pero al hacerlo siempre me exponía a cualquier cosa que a Kraha pudiera ocurrírsele mientras dormía, pero en aquella ocasión esa idea parecía vana ante lo cual simplemente me deje caer en mis sueños mientras esperaba la llegada del resto de los siete

_________________
LOS FUERTES CUIDAN DE SI MISMOS, LOS QUE SON REALMENTE FUERTES CUIDAN DE LOS DEMÁS


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rikka
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 99
Oro Oro : 9851
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/05/2015
Edad : 25


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Mar 08 Sep 2015, 23:44

El Centro de Decisiones no se encontraba tan lejos de la codiciada Taberna de Dionisio por lo que no demoramos en llegar al lugar donde se realizaría el encuentro. “Me pregunto si acudirán todos…” En parte me hallaba motivada por la reunión, vería rostros que repercutían en mis pensamientos durante aquellas desoladas noches. Al llegar me detuve a contemplar la sala, la mesa era tal cual la recordaba pero el entorno había cambiado considerablemente, no era aquel sitio donde me despedí lo cual no era raro, después de todo aquel lugar poco a poco se había transformado en una especie de *oficina* para Cuervo, con mis manos sobre mis labios, intente contener la risa al imaginármelo encerrado tras esas cuatro paredes.

No faltaba mucho para el amanecer por lo que no debía perder más el tiempo e intentar descansar por lo menos unas horas, aunque sabía que tanto los demás miembros como yo no éramos nada puntuales respecto a estos temas.
“Creo que podre descansar más de lo previsto…” Tras un gran bostezo me acomode en una de las sillas. “¿Q-que es… esta sensación?” Aquellas sillas resultaron ser lo bastante cómodas o ¿acaso sentía aquella sensación a causa de haber dormido sobre suelo rocoso o alguna que otra copa de árbol? Rápidamente me acurruque hacia un costado mientras mis ojitos comenzaban a cerrarse lentamente. “Mmmmm… ¡Comidaaa!” Mi buen olfato percibía una fragancia a carne provenir de mis dedos por lo que no demore en apoyar mi pulgar en mis labios para luego dormirme dándole pequeños chupones, a eso se le debía decir en nuestro mundo *dormir como un bebé*.  

_________________
Narro - Escucho - Hablo - Pienso

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kraha
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 60
Oro Oro : 9109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 22/06/2015


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Vie 11 Sep 2015, 18:01

Caminé rápidamente a través de las ruinas que nosotros usualmente llamabas centro de la ciudad, mi ceño fruncido, mi traje blanco y mi cabello semi-recogido decían a gritos que algo importante iba a suceder, mis normales atuendos no hacían que me viera mejor que cualquier otra persona dentro de Babel, pero aquella era mi armadura, la blancura de mi vestido reflejaba la luz de la mañana, al igual que el leve brillo del metal y mis armas al tintinear;  después de mi borrachera de anoche aún tenía cierto dolor en la frente y la nuca, sin contar la hermosa expedición en los aposentos de Quail, lo que me había dejado levemente moreteada, pero aún así me había divertido lo suficiente como para ahora comportarme como un miembro de los siete que ahora sí olía a rosas, para mi completa satisfacción había logrado quitar todo rastro de aroma de alcohol de mi cuerpo, así mismo logré quitar el avinagrado y acido aroma a vomito mezclado, tanto mío como el del pelinegro que no estaba segura si iría a esa reunión.  Frente a las puertas –si es que se le podía llamar así a las dos piezas de madera sostenidas en tubos de lo que alguna vez fue piedra pulida- respiré profundamente, y empujándoles con ambas manos entré al pasillo que me llevaría directamente a la mesa redonda, es decir, la sala de mando y toma de decisiones en la cual los siete –y algunos de sus vasallos- iban a chacharrear sobre cómo llevar la vida de cientos de personas como si tuviéramos algún derecho.  Las personas me miraban atentas y se apartaban a medida que yo avanzaba, mi cabeza erguida y el movimiento seguro de mi cuerpo solían tener un efecto extraño sobre las personas, estaba acostumbrada a sus miradas, pero ahora no era aquello lo que me preocupaba realmente, en esos momentos, a esa altura, iba a colgar a aquel que tomo la decisión que jugar con el poder arcano sin decirme nada, porque no iba a permitir que pasaran sobre mí de esa manera, menos aún cuando yo era la que daba la cara –Bueno, después de cientos de caras que daba el cuervo- frente a nuestros lacayos y guerreros.

-Vamos, jóvenes…La fiesta comenzará pronto y no querrán perderse esto, mi instinto me dice que será…Divertido-Puse una mano en mi cintura mientras hacia un descuidado movimiento con mi mano, luego de eso sin tardar, dos guardias abrieron una puerta con mucho mejor ver que la de la entrada, entré con la cabeza en alto, la espalda erguida y mis pechos saludando al mundo por delante como si no quisiera la cosa, luego la puerta se cerró tras de mí, observé el techo con curiosidad, siempre esperaba las reuniones ahí arriba, pero hoy sería diferente; por mi mente pasó un rápido plan de cómo hacer todo más dramático, pero un ligero mareo me desconcentró, aún sentía la noche pasada en mi piel, así que opté por sacar una daga y en un rápido movimiento, lanzarla y clavarla en mi puesto de la mesa redonda, luego caminé hacia la misma con solemnidad y mis labios parcialmente abiertos-Pero miren quién está aquí, la hija prodiga ha vuelto a Babél…y a su lado está nuestro querido Capitán-

El disgusto en mi voz era simplemente palpable en el ambiente, puse mi mano en mis caderas para observar a quienes estaban a mi alrededor, suspiré controlando mi disgusto, cerré mis ojos un momento y al abrirlos se notaba que mi semblante había cambiado levemente, observé a Rikka sonriendo y me senté en mi puesto, le miré con curiosidad, no parecía haber cambiado demasiado en todo este tiempo; crucé al sentarme una pierna sobre la otra, deje mi cabello caer alrededor de mi cuello cubriendo mis pechos, dejando reposar la punta de los mismos en mis muslos, mi espalda estaba rigida y abrí mis labios levemente, pero los cerré inmediatamente sin saber muy bien que decir-Me alegro que estés de vuelta Rikka…La verdad pensé que tardarías un poco más…Bueno, además de eso…¿Por qué carajos activaron el poder del arcano? Y no me vengan con el cuento de que “Lo hablaremos cuándo estén todos” porque me cabrearé y esta vez seré yo quién me vaya corriendo a ser la heroína de la ciudad-

Estaba molesta, pero miré al Cuervo con complicidad y sin saber si me prestaba atención o no, mordí mi labio inferior y le guiñé un ojo, como un pequeño recuerdo de sus palabras en la taberna, aun me dolía la cabeza así que reposé unos momentos cerrando los ojos, mis sentimientos eran levemente encontrados, estaba bastante a gusto con que Rikka volviera, molesta también por su regreso y algo celosa, pero también me encontraba completamente cabreada por el hecho de que activaran el poder de la torre arcana como si no fuese talcosa, suspiré dejando salir un pequeño gruñido y abrí mis ojos, no quería solo esperar a que llegaran todos ¡Quería las respuestas! ¡Ahora!.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yuuta
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 61
Oro Oro : 9696
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 30/04/2015
Edad : 29


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Dom 13 Sep 2015, 01:26

después de una extraña noche de sucesos que tal vez traerían repercusiones a la ciudad debido a decisiones que aunque tal vez correctas o no, no se podía culpar a nadie pues el sacrificio de algunos pocos pudieron salvar la vida de muchos dentro de los muros de Babel.

mientras pienso acostado en los tejados en lo alto del los muros de Babel veo como la noche desaparece poco a poco mientras aquel extraño sol comienza a esparcir aquellos matices por el horizonte un espectáculo hermoso en este terrible lugar.

-mmm... otra noche en vela cada vez son mas comunes- me levanto lentamente al parecer el frió de la noche a esa altura había afectado algo a mi cuerpo ya que no respondía bien, -stk... diablos tengo que dejar de venir en las noche aquí- comienzo a moverme y caminar lentamente tratando de recuperar algo de movilidad ya que el cuerpo esta engarrotado mientras hace sonidos al mover alguna de mis extremidades -maldición voy a llegar tarde, de por si no quiero ir mmm...-

con algo de esfuerzo logro bajar de los muros tomando rumbo a el cuartel del cuervo donde suponía estaban los otros seis sin saber que podría pasar pues ya hace tiempo que no estábamos juntos y las relaciones entre nosotros no eran del todo buenas, mientras avanzo siento como mi cuerpo recupera lentamente algo de motricidad el caminar por las calles de donde alguna vez solo habían ruinas, mientras mas me acerco ami destino a lo lejos logro ver a una mancha blanca que camina en dirección al cuartel del el cuervo la cual detallo muy bien ya que me parece curioso que alguien este despierto a esta hora y vestido de blanco para ver que se trata de una de los siete -mmm...así que ella acabo de llegar Kraha que extraño que no lleve una botella en sus manos- un suspiro escapa de mi boca continuo caminando lentamente tratando de no arrepentirme de ir en esa dirección pues algo dentro de mi me hacia sentir que no saldría nada bueno de todo esto.

sin darme cuenta me habia perdido en mis pensamientos y había avanzado al punto de estar en frente de estas horribles puertas de las cuales se escuchaban unas cuantas voces por lo cual no sabia si entras o seguir mi camino -nada que hacer creo que es mi obligación entrar total ya estoy aquí- mientras suspiro nuevamente empujo las puertas abriéndolas de golpe mientras las articulaciones de mis brazos dejaban oír unos pequeños crujidos a los cuales los monos alados de cuervo se quedan mirándome dando me un poco de vergüenza avanzando rápidamente por los corredores del lugar hasta llegara a aquel cuarto de la mesa redonda colocándome frente a sus puertas las cuales se abrieron dejándome ver quienes estaban en su interior solo escuchando unas cuantas palabras de kraha las cuales no entendí muy bien aun así parecía estar de mal humor o no la verdad es difícil saber lo que pasa en su cabeza, mire a cuervo el cual parecía serio e imponente como siempre después de todo tenia que aparentarlo ya que era el lider de la ciudad y Rikka ella seguía igual que hace dos años distraída y durmiendo en lugares que no debe -mmm... veo que no soy el ultimo no se porque no me sorprende- avance por el cuarto hasta llegar a la silla tratando de quitarme el arco y flechas de encima mientras mi articulaciones continúan sonando mientras mi cara se sonroja un poco por eso tratando de no mirarlos a los ojos tomo asiento colocando mis armas aun lado de la silla, guardando silencio apoyando mis codos sobre la mesa cruzando mis manos frente a mi boca ]mmm... aunque llevemos tiempo sin vernos me alegra verlos aquí así no nos llevemos del todo bien, aunque aun no estemos todos] miro fijamente a rikka sin poder evitar que una pequeña sonrisa se escape de mi boca

_________________
NARRO - ESCUCHO - PIENSO - HABLO


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://despertardeheroesrol.foros-activos.com
Black Crow
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 55
Oro Oro : 9606
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 05/05/2015
Edad : 23


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Vie 18 Sep 2015, 00:26

Las horas habían pasado sin que pudiera conciliar el sueño hasta haber notado la presencia de otra persona en la sala de reuniones la cual no tarde mucho en reconocer; mis ojos se centraron en Kraha la cual se había colocado al borde de la mesa con un aire de sensualidad tal como solía hacerlo siempre antes de que comenzara a hablar un poco con rikka. Por algunos segundos deje escapar un bostezo por el cansancio de la última noche antes de escucharle mencionar lo de la torre arcana exigiendo una respuesta inmediata

Me incorpore en mi asiento mientras llevaba mi mano a mis ojos masajeándolos un poco mientras decía con voz una voz leve casi inaudible –es mucho pedir un par de minutos- pero la verdad era que ella tenía derecho de haberse quejado por la decisión tomada aquella noche haciendo caso omiso a la decisión de los otros con respecto a su activación –me disculpo por ello- dije con voz seria antes de ver un leve gesto en el rostro de kraha similar al que los amantes solían mostrar ante lo cual tosí un poco tratando de aclarar mis pensamientos antes de seguir –pero me parece que tienes razón de saber lo ocurrido-

Me comencé a mostrar pensativo con respecto a lo que le diría –fue una decisión tomada sin tiempo de premeditación, pero rikka no había llegado sola a babel- tras esas palabras extendí un poco mi mano hacia rikka antes de continuar – fue perseguida hasta la puertas por un grupo de ciclopes y según nos informó, refuerzos enemigos se acercaban a la muralla; no dudo de la capacidad de la barrera para haberlos contenido pero creo que era mejor no ponerla a prueba- negué un poco con la cabeza antes de continuar –disculpa me he salido del tema, desconocíamos la cantidad exacta de refuerzos enemigos, pero por la información que nuestra pequeña tenía yo habría mandado todo lo que tenía para evitar que esta fuera descubierta-

Pasaron algunos momentos antes de ver a yuta en la puerta del salón sin saber exactamente cuánto tiempo había pasado desde que se encontraba ahí –tan sigiloso como siempre yuta- dije con voz seria antes de hacer un gesto con la mano invitándolo a que tomara asiento –no estoy seguro de cuanto haigas escuchado pero tal vez sea mejor esperara a Quail antes de continuar, o preferirían que rikka siguiera a partir de este punto -

_________________
LOS FUERTES CUIDAN DE SI MISMOS, LOS QUE SON REALMENTE FUERTES CUIDAN DE LOS DEMÁS


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rikka
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 99
Oro Oro : 9851
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/05/2015
Edad : 25


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Sáb 19 Sep 2015, 19:36

Aunque me hallaba bastante cansada por la maratón de varios que recorrimos junto a Zero, al principio mis sentidos se hallaban en extrema alerta. Aun no me hacía a la idea de que me hallaba en territorio aliado y ¿quién podría culparme por ello? Estar durante dos años a la intemperie de ser cazado habían desarrollado mis instintos y sentidos a otro nivel, aunque quizás no me sienta de este modo solo por ello, quizás, quien sabe, no sentía el aroma de Zero y aquello me preocupaba. Convivir junto a él además de confiarle mi vida, realmente sentía un gran apego por él.

Durante esas cortas horas me había despertado repentinamente en más de una ocasión, el sonido proveniente del otro lado de la puerta me producía gracia y molestia a la vez, aquello significaba que estaban realizando su labor con entusiasmo pero torpemente para provocar tanto ruido. “¿Qué demonios están haciendo?” Dando un suspiro observo de reojo a Cuervo quien aparenta sufrir mi misma situación o quizás otro sea el tema de su falta de sueño. Tras acomodarme nuevamente en aquella silla mi mente se puso en blanco.

“¿Eh?” Sentí que solo había transcurrido unos segundos al escuchar abrirse las puertas, con los ojos entre-abiertos logre divisar una silueta, aun me hallaba adormecida, después de todo no había dormido bien hace días debido a la persecución.

- ¿Kraha…? – Deje escapar un susurro aun atónita mientras Cuervo conversaba con ella. “¿Hija prodiga? ¿Disculparse? ¿Arcana? ¿Yuuta? ¿Ya es hora del desayuno?” No comprendía lo que sucedía y me sorprendí con mi reacción tan pacifica, ¿Habrá sucedido por reconocer sus voces? Meditaba mientras mi brazo se extendía hacia una jarra de agua que yacía sobre la mesa, tras tomarla vertí todo su contenido sobre mi rostro. - ¿Qué desayunaremosss? – Algo mas despierta pero aun con sueño deje caer mi cuerpo sobre la mesa seguido de un gran bostezo. – ¡Buen día Yuuuuu! – Exclamaba observándolo con una voz melodiosa mientras me percataba que había crecido unos centímetros en estos años. - ¡Buen día Kraha! – Alce mi vista en su dirección intentando observar algún cambio en ella, ¿Acaso le ah crecido el pecho? - ¡Hoooo! ¡La reunión! – Tarde en reaccionar, fue mala idea dormir en el lugar de encuentro, cerré los ojos unos segundos tratando de recordar lo que habían hablado durante mi estado zombi-amanecido. – Esto… - Apoyaba ambos índices a un lado de mi cabeza mientras los enrollaba con mi cabello, como si aquello me ayudara en algo. - ¡Cierto! Esto… Discúlpame Kraha por lo de la torre, aun hay poderes en este mundo que desconocemos… Y le pedí a cuervo que la activara para no arriesgarnos… - Con la voz temblorosa cerré los puños con fuerza. – Nuestros perseguidores no era un grupo común, entre ellos habían criaturas de gran poder y con la información que eh recaudado pienso que estaban dispuesto a todo…  - Me reincorpore a mi asiento mientras observaba que solo ellos dos se nos habían unido, ¿acaso los otros no acudirían? – Pienso que Cuervo tomo una buena decisión, aunque se lo haya pedido yo… Deberíamos enviar un grupo a explorar el lugar del hecho, quizás descubramos algo que podría perjudicar la barrera… Pero por ahora… - Incline mi cuerpo hacia el frente con seriedad. - ¿Y si esperamos a los demás desayunando? – Tras el rugir de mi estomago comienzo a reírme, me alegraba volver a ver rostros conocidos.

_________________
Narro - Escucho - Hablo - Pienso

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kraha
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 60
Oro Oro : 9109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 22/06/2015


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Mar 22 Sep 2015, 22:39

Ya sentada, me acomodé en el respaldo de la silla dejando mi cabello caer alrededor de esta dejando que rosara hasta casi la cerámica que cubría el suelo, dejé caer mi cabeza hacia atrás, al parecer todos habíamos tenido una noche difícil, la verdad era que yo solo había estado bebiendo y haciendo una que otra tontería, pero Rikka y el Cuervo se veían de la otra clase agotados, suspiré derrotada, al final no podría conservar un aire de enfado por mucho tiempo, al fin y al cabo, eran mis compañeros y tenía que intentar comprender lo que había sucedido sin arrojarles un ciclope encima; escuché pacientemente las primera palabras del cuervo, pero me había limitado a intentar ignorar los balbuceos somnolientos de la pequeña de cabellos violetas ¿Siquiera sabría donde estaba? En esos momentos lo dudaba, quizás había que esperar a que despertara y recobrara el sentido. Intenté esconder mi asombro, los ciclopes, los ciclopes de verdad, esos que medían la mitad de la muralla habían seguido a Rikka hasta aquí, mordí mi labio inferior pensando en aquello, si se habían acercado lo suficiente, habrían dejado un rastro lo suficientemente notorio para seguirlos, o para que otras criaturas le siguieran, tendría que hablar con Nerta sobre eso, hay que borrar el rastro lo más rápido posible, conseguiría un grupo, y saldríamos a quitar el rastro que hubiesen dejado.

-¿Hacía donde dices que dispararon?-Mencioné algo abstraída en mis pensamientos mientras jugaba con la daga que había clavado en mi puesto de la mesa y ya había sacado, mi armadura resplandecía suavemente a la luz de la mañana que entraba por las pequeñas hendiduras del lugar y tintineaba con cada leve movimiento que yo hacía, la verdad aquello era un problema así que tendría que ajustarlo a mi cuerpo, era el problema de aquella clase de vestiduras, me protegerían de un golpe directo que seguramente sin ella no podría resistir, pero así mismo, en cuánto comenzara a atacar el sonido revelaría mi posición exacta. Volví a suspirar al escuchar el roce de los pies de Yuuta tras de mí, al parecer el Cuervo andaba demasiado distraído como para notarlo, pero para alguien como yo, los únicos que pasaban desapercibidos eran los exploradores experimentados, más aún cuándo un susurro hacían que mi cabeza quisiera explotar. Estornudé suavemente llevando el dorso de mi mano a mi boca, a pesar de mis palabras toscas y narcisistas, mi voz era suave y ligera, debía hacer un gran esfuerzo para que sonase entre las paredes de aquel lugar y resonaba como pequeñas campanas tintineantes.

Asentí con suavidad ante las palabras de Rikka, al parecer finalmente se había despertado, así que llevé mi dos brazos sobre la mesa y entrelacé los dedos de mis manos, las miré unos momentos, respirando pausadamente, recapacitando cuanta gente aproximadamente necesitaría para borrar el rastro de aquellos ciclopes hacía Babel; todos aquí sabían que como lectora e historiadora no valdría más que una patata, pero conocía a los hijos de Nerta casi tan bien como ella, y por lo mismo, me preocupaba sobremanera aquello, debíamos ocuparnos ¿Pero y si la torre arcana había hecho desaparecer a todos lo que les seguían? Pues entonces debía de estar agradecida de lo que habían hecho, aunque yo estuviese en contra de jugar con poderes como aquello. Escuché atentamente las palabras de Rikka, asentí y luego miré al cuervo, luego miré a la pequeña exploradora, y luego a Yuuta; crucé una de mis piernas sobre la otra para luego apartar un mechón de cabello dorado de mis ojos y lo colé tras mi oreja, asentí una vez más y levanté mi cabeza observando a los que me rodeaban esbozando una leve sonrisa.

-Pues han logrado calmarme, no estoy de acuerdo, ni un poco, pero confiaré en su criterio…Y la verdad, si podríamos comer algo…-Miré suplicante al cuervo con aquellos ojos de “Cordero que va al matadero” intentando conseguir que pudiésemos comer algo en la mesa, pero como estaban las cosas, poco menos tendríamos que ir a cosechar nosotros la comida; tenía que salir a recorrer las afueras en unas horas, por eso mi armadura me acompañaba, pero no había comido nada y realmente, pensaba que no sería la única que necesitaría tener el estomago lleno, esto venía para Caos, podía sentirlo en cada cabello de mi cuerpo-¿Tenemos que esperar a los otros? Me gustaría saber los detalles…Todo esto es, confuso de cierta forma-

Saqué una especie de hilo de crin, estaba hecho de cabellos de caballo y era lo que yo usualmente usaba para los arcos, pero ahora lo usaría para unir todas mis dagas y personalizar así mi estilo de lucha, sería divertido, el practicar esto con alguien ¿Quizás debería conseguirme algún novato para torturar en mis entrenamientos? Bueno, luego pensaría en eso, al volver, me raptaría al cuervo hacia los laberintos de las profundidades de Babel para tomar un baño, tenía una cara de viejo que no se la podía.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yuuta
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 61
Oro Oro : 9696
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 30/04/2015
Edad : 29


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Jue 24 Sep 2015, 01:37

ignorando los halagos sarcásticos de cuervo tomo asiento de cuervo de una vez ignorando a todos los presentes solo dedicándome a escuchar atentamente lo que decía cada uno de ellos, mientras permanezco sentado observando atentamente mientras rikka y cuervo intentan explicar lo sucedido en esa noche en que la torre arcana fue activada, sin saber como tomar sus explicaciones como excusas o simplemente como la ultima opción... aun así la actitud de cuervo y rikka al parecer estaban agotados al parecer la noche anterior fue pesada para todos aun así la pregunta de kraha fue la que mas llamo mi atención. -Pues han logrado calmarme, no estoy de acuerdo, ni un poco, pero confiaré en su criterio…Y la verdad, si podríamos comer algo…-

la observo atentamente realmente es difícil saber lo que ella piensa pero estar calmado en este momento no parecía ser la opción correcta [mmm... Babel acabo de perder una gran cantidad de energía al disparar la torre que necesitara tiempo para recuperarla cosa que yggdrasil podría aprovechar] aun impaciente por la tardanza de los 3 restantes la idea de la comida se hacia cada vez mas tentadora ya que parecía que esto no avanzaría pues había pasado mucho tiempo que no nos reuníamos mientras la espera continua trato de moverme un poco  levantando mis brazos hacia el techo para estirarme un poco mientras un fuerte bostezo sale de mi boca -creo que algo de comida nos caería bien pues bastante temprano y creo que ninguno a desayunado y no creo que esto inicie pronto-

para ser las únicas palabras que habían salido de mi boca para ellos era algo inútiles para los temas que se habían tratado hace unos minutos y mas sabiendo que había estado en el momento de los hechos pero al no estar todos eso tampoco ayudaba -y bien cuanto tiempo mas nos harán esperar realmente tengo mas cosas que hacer- recuesto mi cuerpo sobre el espaldar de mi silla esperando a que alguien me dijera algo o por lo menos que autorizaran la comida

_________________
NARRO - ESCUCHO - PIENSO - HABLO


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://despertardeheroesrol.foros-activos.com
Black Crow
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 55
Oro Oro : 9606
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 05/05/2015
Edad : 23


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Jue 24 Sep 2015, 02:20

Había dejado escapar una leve sonrisa mientras escuchaba al grupo frente a mi preguntando si podríamos comer algo en el centro de decisiones, siempre me había opuesto a aquella idea pero en esa ocasión en particular me encontraba agotado y hambriento por los sucesos de la noche anterior –creo que podemos hacer una excepción por hoy y comer algo, siendo sincero también me encuentro hambriento hoy – dije con voz seria como era habitual de mi antes de pensar en lo que le respondería a Kraha sobre a donde había sido disparada la torre arcana sabiendo que la respuesta la molestaría más que a nadie

Bien era cierto que la torre solo afectaba a los animales y algunos tipos de plantas el hecho de que ella pensara en la cantidad de animales inocentes que habían podido ser afectados por la decisión me atemorizaba un poco ya que todos en babel, o casi todos, conocían la posición de Kraha con respecto a la naturaleza hecho cual había provocado que renunciara a su dios optando por seguir a nerta de los dioses nórticos la cual compartía el mismo gusto que ella; fue entonces cuando lo dije con un fuerte tono de arrepentimiento en mi voz – me temo que tuvimos que dispararla al bosque kraha, se que eso te molesta y asumo la responsabilidad de ello- baje un poco la mirada permaneciendo viendo la mesa frente a mi hasta que decidí continuar momentos después –no sé cómo eso afectara la zona del bosque donde este impacto, si lo deseas puedo hacer lo que me pidas para asegurarme que el daño no fuera grave-

Tras aquellas palabras me levante de la posición donde me encontraba antes de dirigirme a la entrada del centro haciendo un gesto con la mano a uno de los ayudantes que se encontraban ahí diciéndole con voz leve – ocupo que me hagas un favor- ante lo cual asintió levemente ya que no era habitual que me mostrara tan amistoso con la gente sin un motivo especifico –quiero que vallas al bar y traigas lo que ellos te pidan de comer- tras aquellas palabras entre voltee de nuevo al grupo que nos aviamos reunido mientras un joven de unos 20 años entraba detrás de mí con una pieza de pergamino en las manos antes que dijera –él es Alexander nos hará el favor de traernos lo que pidan de comer, solo recuerden darle las gracias como se merece- tras aquellas palabras regrese al puesto en el que me había encontrado hasta hacia momentos dejando que aquel joven de pelo negro se encargara del resto

_________________
LOS FUERTES CUIDAN DE SI MISMOS, LOS QUE SON REALMENTE FUERTES CUIDAN DE LOS DEMÁS


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Quail
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 35
Oro Oro : 9570
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 06/05/2015


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Vie 25 Sep 2015, 15:06

Nada más abrir los ojos supe que sería un mal día. Ya no lo decía por haber pasado la noche corriendo por los subsuelos de Babel mientras un maldito monstruo me perseguía en MI guarida tras haber tenido que soportar a Kraha en su modo más insoportable, sease hasta las cejas de alcohol. No. Tampoco fue por otro sueño atormentador en el que volvía a escuchar la voz de Nilo. ¿Lo de perder la uña?, una completa nimiedad. ¿Entonces qué fue lo que salió mal?. Quiero decir, ¿qué más cosas podrían salir mal? Porque es OBVIO que algo más debía pasarme. Bueno, tras abandonar la biblioteca tuve que hacerme un favor a mi mismo y quitarme el vómito de encima, lavarme las heridas y esa clase de cosas que hace la gente con un mínimo de higiene. Bueno, por lo menos podría haberme relajado un rato en las termas. Claro esta, si no las hubiesen cerrado temporalmente por alguno de los compañeros taberneros de Kraha que decidió que eso de ir a visitarme era demasiado aburrido, por lo que fue a... "vaciarse" a determinado lugar. Ya sabéis de lo que hablo, ¿verdad?. Si, cierto. A veces olvido que el mundo tiene un serio problema y que tengo que ser más explícito. Defecó en las termas. Por la cara que llevaba la pobre chica que salió a avisarme y a contarme la historia, comprendí que no se había parado allí. En una mezcla de lo que debió ser fascinación y completo fanatismo por sus heces, debió creer que a la gente le gustaría contemplar tal obra de arte. Solo había un problema, que no era arte en absoluto, por lo que optó por dar rienda suelta a su creatividad y para demostrar su falta de vergüenza restregando todo aquello que hace unas horas yacía todavía en su estómago. Mierda de artista. En más de un sentido, ya me entendéis.
Una maravillosa anécdota. Lo se. No hace falta que me lo agradezcan. Me encanta compartir esta clase de cosas. Es la muestra perfecta de que la humanidad es terriblemente estúpida. Excepto contadas excepciones, entre las que, ah, por cierto, me incluyo. ¿Hablamos de quién es estúpida?. Oh, no, no. Perdón, me estoy adelantando a los acontecimientos. A eso ya llegaremos. Iba por la parte de que supe que iba a ser un mal día. Si. Bueno, como se deduce, las termas no eran una opción, así que salí del templo griego aún con fé en la humanidad, dispuesto a asearme. Solo queda mencionar el detalle de que era plena noche, que los baños públicos estaban cerrados y que los demás templos no dejan entrar a adoradores de otros dioses en sus baños. Al final acabé, al borde de la desesperación, por decidirme. Si, seguro que lo estaréis pensando. Pues si. Al maldito riachuelo de aguas ridículamente heladas en una puñetera noche donde hacía un jodido frío del carajo. No me metí en este, no estoy loco. Utilicé alguna de mis telas como esponja y fui limpiándome poco a poco. Si que tuve que meter la cabeza. Es decir, tenía enredado algunos tropezones en el pelo (De-li-cio-so.). Una vez adecentado y medianamente aseado volví al único lugar donde podría descansar en paz. Digo... dormir en paz. No es la clase de descanso a la que ha sonado. Disfruto mucho viviendo. Además, de lo contrario, Babel se las arreglaría para caer en un mes. Me los podía imaginar a la gente corriendo en círculos, chocandose los unos contra otros gritando algo como... "Ah, ah, ah" (pongase voz de deficiencia mental) mientras sacuden sus brazos en espasmos provocados por la falta de materia gris. Algo así pasaría. Estoy convencido.

Volviendo al tema, antes de entrar en la Biblioteca (ese lugar se merece mayúscula inicial) decidí colocar un gran cartel en la puerta diciendo "CERRADA HASTA NUEVO AVISO. NO MOLESTAR.". Mira. Se que es difícil, ¿vale?, es decir, hilar más de una palabra es complicado. Ya ni te digo eso de entender su significado. ¿Eso de tomarme la molestia en subrayar?. Tiempo desperdiciado. ¿En serio que tan difícil es leer?. Quiero decir, por los dioses, que hay un puñetero cartel en la entrada. ¿¡¿¡¿TAN DIFÍCIL ES?!?!?. Debe ser que si ya que tras lo que para mi fue unos segundos de sueño sobre las frías losas de alguna parte de la Biblioteca alguien reclamo mi atención a gritos reavivando un dolor de cabeza que dejaba a mis habituales jaquecas a la altura del betún. ¿Be...tún?, bueno, da igual. En ese momento supe que iba a ser un mal día. Ya sabes, por eso de variar un poco. Estaba intentando ser irónico. Por si no lo entendías. Ya sabes, como tu... eres... En fin, da igual.

Probé a ignorar a aquella voz del inframundo que tenía por misión amargarme el día. Pero no duré mucho tiempo. Con cada mísero sonido que se colaba mi cabeza intentaba estallar en mil pedazos de la forma que mejor sabe decir que me aprecia. Es decir, proporcionandome un agónico e incesante dolor. Yo también te quiero cerebro.
El caso es que salí disparado a soltarle unas "amables" palabras para acallarlo. Menos mal que no tenía algo cortante a mano. Si no le habría hecho callar de otra forma. Sean creativos, a mi se me ocurren por lo menos una docena de métodos que me complacerían enormemente. Por suerte para el personaje, antes de que pudiese asestarle uno de mis legendarios librazos en la cara (si, a falta de algo que corte tome algo que empotrar) me entregó un trozo de papel en el que se requería mi presencia para una reunión de urgencia. Lo que hizo desviar el odio acumulado hacia el que hubiese decidido que a esas horas sería oportuna una reunión. Esperen, esperen, que eso no fue lo mejor de todo. El día aún podía mejor. Obviamente no lo hizo, solamente empeoró algo más. Típico. Es que ya ni me sorprendí cuando pasé al lado de un grupito que cuchicheaba lo espectacular que fue el lanzamiento del arcano. LANZAMIENTO DEL ARCANO. Santo cielo, sagrado suelo y bendita paciencia la mía. Ah, que aún queda lo mejor. Rikka había vuelto con solo otro chico. Ella había sido la causante del desastre. Ah, por cierto, ¿hablamos de quien es estúpida?. Si, ya hemos llegado a esa parte de la conversación. Rikka. Esa estúpida chica se fue cuando más se la necesitaba, llevándose consigo algunos de los recién despertados de la época con la brillante idea de... Ah, espera, es verdad, no había ninguna brillante idea. Y había vuelto con uno. Já. No es como si nadie se mereciese la muerte, pero no me dan pena. Debían haber reconocido que salir corriendo tras las faldas que aquella chica no iba a depararles nada bueno. Que si, que la que debería haber muerto era ella, pero bueno, igualmente a los otros no les quita lo de estúpidos.Oh, mira, si ya he llegado a las puertas. Y todo el mundo de alrededor me mira. No se porque me dieron unas ganas increíbles de deleitarles alzando el dedo corazón de mi puño. Como si eso significase algo. Jaja, que cosas...

Abrí la puerta como había abierto antes los ojos: sufriendo una terrible agonía cerebral. Ah, por cierto, había llegado el último. Genial. Pero para cosas geniales es que allí estaba Rikka, en el sitio de al lado del que yo solía sentarme. La mire con asco. A la silla, no a Rikka. Ya no me parecía un buen sitio. Por lo que mientras examinaba con el ceño fruncido a los que se hallaban en la sala (y mientras alguien tuvo el detalle de cerrar las puertas que se me habían olvidado cerrar) opté por sentarme a la derecha del cuervo. Por un momento sentí un arrebato de aprecio hacia su persona. Tan tranquila, tan bien sentada... Y lo bien que sabía quedarse quietito y calladito... Ains. Luego me percaté de que seguramente fue el causante de que me hicieran llamar y se me pasó.

- Ya veo que has vuelto - mirada asesina. No me juzguen, he tenido un día pésimo, me merezco intentar matar a alguien con la mirada - , y ya he oído quienes no han vuelto. - que ligera alusión a los caídos. ¿Debería ser más sutil?, temo que tanto tiempo fuera le hayan atrofiado esa cabeza hueca y ya no sea capaz de pillar mis indirectas. - Ahora bien, ¿alguien me podría decir de quien fue la genial idea de ordenar el puñetero lanzamiento del arcano? - dije mientras poco a poco mi voz iba subiendo de tono hasta acabar en un grito, que probablemente no debí haber realizado. Ya saben, por la jaqueca y esas cosas. Me llevé una mano a la frente y bajé la vista al suelo, agotado. - Por favor, solo decidme que había una razón lógica para hacerlo.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Última edición por Quail el Dom 27 Sep 2015, 13:36, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rikka
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 99
Oro Oro : 9851
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 01/05/2015
Edad : 25


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Vie 25 Sep 2015, 22:19

Aparentemente mi idea de desayunar algo antes de que llegasen los demás había sido tomada de buena manera ante los presentes, a mi parecer podríamos comer bastante antes de que apareciese otro miembro del grupo. “Bien estomago, prepárate para lo que viene…” Cuando Kraha pegunto hacia donde había sido lanzado el poder de la Torre simplemente desvié mi mirada hacia otro lado intentando pasar desapercibida mientras Cuervo contestaba a sus inquietudes haciéndose cargo del daño. “Discúlpame, Cuervo… Prometo recordarte con orgullo…” Imaginaba su nombre siendo esculpido en un murro con su fecha de muerte, causa, desconocida pero en el fondo sabríamos la causa o causante para ser más precisos. No paso mucho hasta que la voz de Yuuta atrajo mi atención, ¿Cosas que hacer? No recordaba aquella faceta de responsabilidad en él, lo que me causo algo de gracia, realmente aparentaba haber cambiado en estos dos años o simplemente quería causar una buena impresión, sea lo que siempre había tenido una buena imagen de él. Finalmente oí las palabras que anhelaba desde mi brusco despertar en aquella sala, Cuervo nos ofreció el privilegio de encargar lo que deseáramos. Sin perder el tiempo, le hice un gesto con las manos al sujeto que parecía poseer Alexander por nombre para que se acercase a medida que inclinaba mi cuerpo a un costado del asiento. “Veamos… ¿Qué podría pedir? Quizás la especialidad o algo dulce… ¿Qué solía desayunar?” Muchas preguntas surgieron en mi cabecilla a la vez que le susurraba una gran variedad de platillos sin que los demás se percatasen, intentaba no ser regañada por pedir tantas cosas. De repente la puerta vuelve a abrirse permitiendo divisar a Qu, al cual solo observe unos segundos para luego proseguir con mi lista de pedido. “¿Eh…?” Sentí una especie de sed asesina por lo que voltee a observar y para mi sorpresa se trataba de Qu quien exclamaba alguna que otras palabras fastidiosas.

- Buen día, Qu… - Respondí a medida que realizaba un gesto a Alexander para que se alejara, después de todo ya había concluido con mi pedido. – Ohhh, justo hablábamos de ello… - Asentaba mi espalda en la silla mientras acomodaba mis pies sobre la mesa, realmente mis modales, si alguna vez lo tuve, terminaron por desaparecer en esos dos años. Con una sonrisa disfrace mi mal estar provocado por sus palabras y su forma de pronunciarlas. – Pienso que primero deberías tranquilizarte, no necesitamos de tus gritos… - Hice una pequeña pausa, tampoco era la idea alterarme. – Veamos… - Apoyando el índice derecho sobre mis labios observe unos segundos el techo. - Por petición mía, Cuervo acepto usar la torre ante los asechadores… No podíamos arriesgarnos a que se acercasen a la barrera ya que aun hay fuerzas que desconocemos… - Aparte mi índice para luego estirar un poco mi cuerpo. – Es cierto que muchos *despertados* perecieron pero no en vano… Y es el motivo de esta reunión… ¡Es hora de abrir las puertas! – Exclame manteniendo mi ojo en Qu.

_________________
Narro - Escucho - Hablo - Pienso

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kraha
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 60
Oro Oro : 9109
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 22/06/2015


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Vie 02 Oct 2015, 16:41



Miré aburrida a Yuuta, y luego asentí casi siendo risueña, hacía algún tiempo que no estábamos todos juntos, ya saben, el apego que se crea normalmente entre personas que han estado en situaciones extremas, como al borde de la gente, me hacía sentir no tan enfurruñada con el mundo, cerré los ojos lentamente, respirando despacio mientras pensaba en que podría comer, y beber por su puesto, mi cabeza aún dolía, pero ya comenzaba a sentirme mejor, o al menos eso pensaba en aquellos momentos en donde la suave luz de la mañana calentaba mis mejillas y hacía brillar mi armadura, era algo que a mi me encantaba, sentir y escuchar el amanecer; al menos todo era paz y algo de tranquilidad en esos momentos, nada turbaba mis sentidos además de únicamente el dolor, y luego, vendrían lentas y seguras, las palabras de Black Crow, que como una navaja por la espalda habían perforado la tranquilidad que recientemente había adquirido, intente no moverme, adolorida, cegada por un insistente deseo de agujerear a aquel que me había dado la noticia, respiré una, dos, tres veces, y abrí los ojos, mirando la mesa, y luego mis rodillas.

-Era inevitable ¿No? Si fue por...protección...-El tiempo pasó, no levanté mi cabeza, solo respiraba, pensaba en lo que diría Nerta luego, en lo que yo tendría que decirle, en como tendría que alzar la cabeza ocultando leves lagrimas de impotencia escondidas con vergüenza a quienes me acompañaban; escuché a Yuuta, o eso parecía, no dije nada, solo me encontraba inmóvil, lejos de aquel lugar, solo respirando y existiendo, consumiendo aire como un ser inerte que realmente no sabe como reaccionar. Al pasar los minutos, sentí la puerta abrirse una vez más, o eso parecía aquel sonido, todo lo que me mareaba, atormentaba, aquejaba hace unas horas, no eran nada, repito, absolutamente nada, con las ganas de destruir un pueblo entero que sentía en esos momentos. "Puñetera orden" escuché en un momento, alcé mi cabeza mientras con un suave y solemne gesto quitaba las lagrimas de mi rostro y observaba de forma lejana la escena, un grito, un movimiento rápido, una sonrisa solemne, un rostro aburrido, un ser cansado, y el derrumbe de lo que conocíamos.

No deseaba imaginar nada, siquiera pensar, solo susurre -Agua y frutos secos- intentando al menos parecer no tan afectada, algo para comer, salir a los alrededores, matar a los siete...Digo, olvidar lo que había sucedido aquí durante unas horas, morir en las manos de una arpía, sonaba como un buen plan para mi, un perfecto plan para alguien que iba en contra de todos los ideales dentro de Babel, yo no buscaba la supervivencia de los humanos, ni que los Dioses se hicieran con el poder de las tierras, solo quería darles a los legítimos residentes de estas tierras el control sobre sus paramos, sobre sus vidas, alejarlos de los problemas y del caos que los asechaba.

-Yo...-Mi voz era más leve que un susurro, giré mi rostro hacia un lado, luego hacia arriba, desconcertada, confundida, dolida, respiré nuevamente, y miré a Rikka-Tu...Ustedes...¡Creen que...!-Me levanté agitada haciendo un chirrido atronador con la silla al moverse, me levanté y de un manotazo golpee la mesa con una de mis manos, mientras la otra sostenía fuertemente una daga que con un hilo unido a las otras les hacia danzar en los aires, colgando, temblando-¡Si nos vamos a mandar a cambiar ahora por qué demonios destruyen todo a su paso! ¡Vamos! Les hubieran dejado venir si nos vamos a vender luego. Los humanos están acá, seguros, sin hacer exactamente lo que hicieron anoche...¡Ya es suficiente daño a este mundo! No vas a venir diciendo que todo lo que hemos protegido, sea lo que sea, simplemente lo mandaremos al demonio-

Mordí mi labio inferior, un hilo de sangre recorrió mi rostro, desde mi boca hasta mi barbilla, inspiré lentamente, miré a aquellos que me rodeaban, y me senté ofendida, enojada, y muy triste, con un dolor en el pecho que no conocía, pero aún así me parecía que había estado ahí durante mucho tiempo, durante todo el tiempo-No me importa lo que digas, tendrás que mover una montaña para que mi voto sea a favor...Yggdrasil...Babel...- Miré al Cuervo, como si este tuviera la culpa de lo que había sucedido anoche, con odio y dolor, casi con culpa de hacerlo, luego, bajé la mirada, y suspiré. Iba a intentar pensar con la cabeza fría, el primer paso era olvidar todo lo que sabes sobre este mundo, peligros, criaturas, bellos paramos, todo, simplemente olvidalos por un momento y piensa que tal sería salir; vale, ya estaba, salir contra el mundo solos, sin entrenamiento, sin miedo y con sed de aventura podía salir bien, ahora solo debía agregar criaturas sedientas de sangre, vale, ahí estaba, la mitad de Babel fuera del juego una vez más, ahora, agrega lugares tan bellos, llenos de frutas y hermosos ríos, pues no era tan malo, hasta que brutales humanos llegasen y le destrozaran por completo, llevándose lo dulce de este mundo...Pero, si recuperásemos la tierra, Nerta sería feliz.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yuuta
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 61
Oro Oro : 9696
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 30/04/2015
Edad : 29


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Dom 04 Oct 2015, 23:10

solo puedo ver algo de seguridad en la cara de cuervo respaldando sus palabras casi dando excusas ala amante de la naturaleza mientras que rikka parece aun bastante distraída sabiendo que era parte de su personalidad lo cual no me sorprende en nada a pesar de que pasaron dos años sin vernos, la tensión del aire cada vez se hace mas intensa casi que se podría cortar con la daga de kraha; tal vez podría ser que esta mala vibra en el ambiente pudiera ser por el poco feeling que sentíamos algunos...

aun así no podía quitar mi vista en mi querida amiga que le solicita al asistente del cuervo que toma pedidos de comer mientras mi estomago hacia pequeños gruñidos [mmm... la falta de sueño y de comida ya me esta afectando espero poder comer algo carne...]

mientras estoy perdido en mis pensamientos sobre los distintos tipos de carne el ruido de las puertas abriéndose nuevamente detrás de nosotros mientras una silueta ingresa a la habitación -mmm... y ahora de quien rayos se trata??- giro levemente mi cabeza para poder mirar aquella persona la cual se trata de Q el loco biblioifilo de Babel el cual era muy raro verlo fuera de su biblioteca y por la expresión de su cara algo no le había agradado... por sus palabras y tono de voz parece tener algún problema con algunos en la habitación... mientras el tema de los caídos y del despliegue del arcano

-mmmm... cuanta veces vamos a discutir el tema el rayo arcano fue disparado hacia el bosque sur- coloco mis dedos sobre mis parpado dándole un pequeño masaje -creo que debemos pensaren que no fue del todo malo por lo menos el bosque sur estará despejado de criaturas-

hago una señal a Alexander para hacer mi pedido el cual atiende de inmediato al parecer cuervo lo había entrenado bien -perdón alex podrías conseguirme algo de carne y agua de limón- solo veo como el sujeto asiente con la cabeza mientras escucho a kraha bastante ofuscada.

pero lo que decía rikka me sonaba aun mas temerario que lo que había ocurrido aquella noche abrir las puertas del surde babel era un gran riesgo pues el arcano tomaría tiempo para regenerarse y esa zona era las mas peligrosa no sabia que pensar acerca de un voto a favor o encontrar el riesgo estaba cada vez en aumento y no sabia que estaban pensado aquellas 4 personas frente a mi
-abrir las puertas?? hablas enserio no crees que pueda ser muy arriesgado- me detengo por unos segundos para morder mi dedo pulgar hasta sentir un poco el sabor a sangre en mi boca -los residuos del arcano tendrá la zona un poco esterilizada pero las criaturas que te atacaron anoche no parecían normales es seguro arriesgarnos??- mantengo mi vista sobre Rikka mientras espero las respuestas de los otros presentes y la comida...

_________________
NARRO - ESCUCHO - PIENSO - HABLO


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://despertardeheroesrol.foros-activos.com
Black Crow
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 55
Oro Oro : 9606
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 05/05/2015
Edad : 23


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Mar 06 Oct 2015, 00:26

Habían pasado algunos minutos desde que le había dicho a Kraha sobre lo sucedido mientras la tención aumentaba en la sala antes de que ella se levantara de manera abrupta dejando escuchar lo que pensaba sobre nuestra decisión y de cierta manera sabía que tenía razón sobre lo que había dicho ante lo cual dije únicamente con voz leve sin saber si alguien más lo había escuchado –tienes razón- nuestro deber era proteger ese mundo, pero a veces se tenían que hacer sacrificios por ello, lo sabía mejor que nadie y eso me provocaba un cierto dolor he ira la cual simplemente había decidido ocultar en aquel momento

Fue entonces que escuche la voz de rikka diciendo de manera sorpresiva sobre el abrir de las puertas, quizás para intentar cambiar l tema, fue entonces cuando me hundí en mis pensamientos por algunos momentos antes de pensar lo que diría mientras escuchaba a todos en la sala –es cierto, hay mucho riesgo en abrir las puertas pero tenemos una oportunidad única frente a nosotros- mis pensamientos comenzaron a ir y venir entre lo que podría pasar si acaso nos equivocábamos en lo que estábamos por decidir

-rikka- dije con voz seria mientras mi mirada se centraba en la pequeña –creo que hablo por todos aquí al decir esto, dinos que fue exactamente qué fue lo que has descubierto – tras aquellas palabras puse una atención especial en ella mientras esperaba su respuesta pues esta podría cambiar el curso de la historia del mundo ya fuera para bien o para mal, pero por algún motivo mis pensamientos regresaban a los caídos por algunos momentos mientras inconsciente mente sujetaba mi mano derecha casi sintiendo las cicatrices que ocultaba en ella a través de mi armadura

_________________
LOS FUERTES CUIDAN DE SI MISMOS, LOS QUE SON REALMENTE FUERTES CUIDAN DE LOS DEMÁS


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Quail
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 35
Oro Oro : 9570
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 06/05/2015


MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   Mar 06 Oct 2015, 09:50

A Rikka le disgustó mis gritos, oh, pobre, a Rikka no le gusta escucharme gritar. "No necesitamos tus gritos", ah, con que esas tenemos. Esbocé mi sonrisa más amable y me preparé para una de las cosas que más me gustaban, regodearme de la estupided ajena en insultos. No hay cosa más irritante en una discusión que el que te traten de idiota. A no ser que ya lo seas, en ese caso simplemente se ofenderá por el tono despectivo de los insultos. ¿O quizá también por los insultos?, solo aquellos con falta de sutilencia.

- ¿Sabes a quien tampoco necesitamos?, te daré unas pistas, nos abandonó a nuestra suerte, se llevó consigo lo que ahora son cadáveres y acaba de volver como si nada hubiese pasado pretendiendo tener siquiera voz y voto en esta sala. ¿Más o menos intuyes a quien me refiero o te tengo que hacer un croquis?

Si lo primero había sido gracioso, esperad al segundo chiste, la segunda gracia de la noche, ¿o del día?, ¿qué hora era?, bueno, esas no eran las preguntas a formular, más bien debían ser... ¿Hola?, ¿estamos en la reunión de los siete o en la PU... digo "fruta" reunión de subnormales?, es decir, me creo en la posición de preguntar, porque de verdad, no se cuantas pedradas le habrán metido en la cabeza a Rikka tras abandonarnos, o a saber cuantas ranas alucinógenas debe haber relamido en el desayudo, pero lo que si se con total seguridad es que nadie. Permitidme hacer un inciso, NADIE en pleno uso de sus facultades mentales propondría eso. Aunque también es cierto que dudaba que su cerebro alguna vez diese como para tener "facultades mentales", pero a ver, ¿estamos locos?. No, claro, esa es la respuesta, la loca es ella.

- Estás como una puta cabra. - declaré abiertamente - ¿Seguro que no te habrás golpeado la cabeza?, ¿fiebre?, ¿un potente retaso?, ¿alguien ha examinado a esta chica? - concluí volviendome hacia los demás, especialmente hacia Kraha, que había saltado de su sitio.

El ruido de sus acciones provocó una miniexplosión en mi cabeza y una oleada de dolor volvió a arremeter con fuerza. Apreté los dientes y cerré los ojos. Creo que a ambos nos estaban entrando ganas de degollar a gente, pero no por los mismos motivos. ¿No se puede hablar, tirar sillas y dar manotazos en la mesa sin hacer ruido?, ¿tan dificil era?.

- Vaya, alguien con un poco de sentido común. Y precisamente lo ha sacado a relucir quien menos tiene de eso. Sin contar a Rikka. Ella esta por delante en todos esos temas. No te ofendas Kraha. - comenté sin desviar la vista de su daga. Quiza no había sido buena idea decir eso, ¿no?, porque era una especie de alago, pero demasiado sincero.

Me recosté en mi asiento con los brazos cruzados a la espera de las negativas (encabezada por Kraha) dejando mi opinión para el final. Ya pensaba como empezaría, algo tal que "Como todos han dicho ya...", pero no todos se negaron. Es decir, me hubiese esperado eso de Yuuta, al fin y al cabo siempre me pareció que era quien mejor se llevaba con la loca esa. ¿Pero de cuervo?, ¿en serio?, ¿le habría contagiado alguna enfermedad que haya cogido la estúpida muchacha por los parajes de Chupilandia?

- Te recuerdo querido Black Crow que con oportunidad única la gente suele referirse a oportunidades que solo suceden una vez, pero hasta donde yo se, el ser brutalmente asesinado por las bestias de afuera es un riesgo cotidiano, pero si con oportunidad única realmente te refieres a incitarles a que entren a matarnos en un momento en el que por fin hemos conseguido algo de paz y tranquilidad quizá tenga que admitir que tienes razón, total, ¿quién sabe las miles de cosas que nos pueden pasar en cualquier momento en un mundo que realmente no conocemos?, mejor provoquémolas nosotros acudiendo al suicidio. En serio Crow, ¿Te ha dado alguna de sus ranas alucinógenas?, porque de ser así, lamerlas no ha sido la mejor idea que has tenido.

Tome aire y me giré hacia Yuuta dispuesto a continuar con mi discurso.

- En cuanto a ti, - señalé con la mano abierta al arquero - con poder normalmente solemos referirnos a una posibilidad. - mi rostro se tornó serio y concluí de hablar a la vez que alardeaba de mirada asesina hacia Rikka - Y abrir las puertas no implica ninguna posibilidad, sino un hecho: la muerte. En serio, ¿nadie a sopesado la idea de expulsarla directamente de, ya no digo Babel, que por mi ningún problema, pero si del grupo de decisiones?. Al fin y al cabo todo ha cambiado y alguien que ha estado ausente tanto tiempo desconoce la situación actual de la ciudad y lo que quieren sus habitantes. Por lo que no, no vamos a abrir las puertas y no, no lo vamos a someter a votación, es una estupidez. ¿Y sabéis que ha sido también una estupidez?, usar el arcano para salvarla. Mucha gente ha muerto y no hemos usado el arcano por ellos. La mayoría han hecho más por Babel que esta chica. No la debemos nada. No desde que decidió marcharse.

Ala, ya estaba dicho. Seguro que no era el único que pensaba así, pero por lo visto si el único con los frijoles de decirlo en voz alta y encima en su cara. Tsé, menudo personaje. Hablando de personajes, ¿ya se había ido el que nos traía el desayuno? tanto hablar me había dejado con la boca seca y tanto hablar había hecho perder mi oportunidad  para pillarle por banda y pedirle algo de comida. Bueno, ya lo pillaríacuando volviese. Seguro que no le hacía ninguna gracia tener que hacer otro viajecillo, pero menos gracia me hacía a mi haber tenido que venir hasta aquí para discutir cosas que no deberían siquiera ser discutidas.

- Ah, por cierto - dije de repente como si nada, rompiendo el silencio - hay algo, juraría que un draco, correteando por las galerías subterráneas de Babel - deje unos segundos de silencio antes de continuar - Por eso de comunicaroslo y hacer de algo útil esta reunión.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado





MensajeTema: Re: Libre [ El encuentro de los 7]   

Volver arriba Ir abajo
 
Libre [ El encuentro de los 7]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» mi tiempo libre?
» Amplificador operacional libre
» Dibujando manga y anime con software libre :)
» VERSO LIBRE
» ESTILOS DIRECTO, INDIRECTO Y LIBRE EN NARRACIÓN O POESÍA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Despertar De Los Heroes :: Ciudad De Babel :: Plaza Central de Babel-